pg

No corren buenos tiempos en los Indiana Pacers y eso se nota en el ambiente que rodea el equipo. La NBA ha decidido sancionar con 15,000$ de multa a la estrella de los Pacers, Paul George, y con 10,000 más a su técnico Nate McMillan. El siguiente podría ser Myles Turner que tras consumarse ayer la cuarta derrota consecutiva de la franquicia respaldó las palabras de George 24 horas antes.

El alero de Palmdale, que está rindiendo muy por debajo de su nivel y tiene complicado repetir en el All Star, se quejó de los arbitrajes que vienen sufriendo los Pacers tras caer en Chicago esta misma semana. Indiana es décima del Este con 15 victorias y 18 derrotas y un sonrojante 4-13 de balance lejos de Indianápolis donde se ha perdido en pabellones como Barclays Center (Brooklyn), AA (Dallas) o Wells Fargo Center (Philadelphia), tres de los peores equipos de la NBA.

George y McMillan se quejaron abiertamente de que en la derrota ante los Bulls y a pesar de jugar 39 minutos, el 13 de los Pacers fue a la línea en una única ocasión, algo difícil de explicar para aquellos que han seguido su carrera. George ha sido siempre un asiduo a la línea por su tipo de juego y en esa ocasión los Bulls ganaron por 5 un partido en el que tiraron 18 tiros libres más. 24 horas después, PG dijo no arrepentirse de nada de lo dicho y Turner tuiteó su apoyo…y después lo borró.

636185629318480962-screen-shot-2016-12-28-at-10-52-15-pm