La MSN se merienda a la Real Sociedad

El Fútbol Club Barcelona continuó con su estado de gracia y tuvo una tarde plácida frente a una Real Sociedad en la que Rulli paró el 1-0 ya en el primer minuto al salvar un mano a mano de Luis Suárez. El charrúa haría el 2-0, Neymar el primero y el tercero y Messi el cuarto en el tiempo de descuento tras un último cuarto jugado casi ininterrumpidamente en área culé.

Sin tiempo para que los 77.000 espectadores estuvieran en su sitio, Neymar dibujó un pase interior para Luis Suárez que detuvo Rulli. No se había cumplido el minuto 2. Con una Real bien posicionada y con un estilo de juego agresivo que llegaba a presionar al área rival, el Barça buscó las espaldas de los laterales con éxito en innumerables ocasiones. Para cuando Neymar hizo el 1-0, Iniesta había estrellado un balón en el poste y Rakitic se había quedado solo en un mal señalizado fuera de juego. Al filo del minuto veinte, Neymar recibió un pase de Alves, habilitado por una maravilla de Iniesta, y adelantó a los culés con una gran definición ante la que nada pudo hacer Rulli. La Real seguía tocando y llegando y tras la mejor ocasión visitante en la que un pase atrás de Yuri no encontró a Vela llegó el segundo. Alves volvió a aprovechar el carril derecho y su centro lo envió a las redes una maravilla de Luis Suárez.

Tras el descanso los realistas salieron con la misma actitud y se dieron el mismo golpe. A los siete minutos y sin apenas haberse acercado a la meta de Rulli el Barça hacía el tercero. Pase de Iniesta a Mathieu -en fuera de juego como demostró el líbero de Canal Plus- y el pase del galo lo mandó a la red el pichici, Neymar Jr. Entonces tomó las riendas del partido la Real cuyo ataque estuvo constantemente en las inmediaciones del área sin tener claras ocasiones. Bruma tuvo alguna y el canterano Oiarzabal dejó buenas sensaciones una vez más pero el Barça seguía mostrándose efectivo en el área rival. Messi envió un balón al larguero y en el tramo final consiguió batir a su compatriota Rulli en una gran jugada de Neymar.