La defensa le da a Indiana la tercera seguida en casa

19 puntos de Paul George en el primer cuarto hacían presagiar una noche poco menos que histórica en el Bankers y no fue así. El de Palmdale volvió a ser el mejor de unos Pacers que recuperan el .500 de victorias de la mano de una defensa troyana en el último cuarto. Un 14-0 de parcial de los Pacers -liderado por la defensa y la muñeca de un sobresaliente Chase Budinger- les valió a los de Vogel para firmar la tercera consecutiva en casa.

El choque fue un continuo reparto de golpes. Como dos púgiles igualados, Pacers y Magic se respondían mutuamente a cada golpe durante los tres primeros cuartos del partido. La mayor ventaja era un +7 de Indiana hasta que los de Vogel se pusieron el mono de trabajon y cerraron su pintura, su zona y su aro. Del 78-81 que lucía el marcador electrónico solo se movieron tres más para los Magic, un triple de Fournier. El 81 subió al marcador quedando la mitad del último capítulo por jugarse.

Entonces apareció el héroe inesperado. Con los George a gran nivel -Hill con season high de 22 puntos y PG con 27 puntos- se esperaba a Monta Ellis pero el 11 de los Pacers continúa con su mala temporada en casa y no pudo refrendar sus buenas maneras en Cleveland con una buena actuación frente a los suyos. Acabó con 2 puntos y 1/9 en tiros de campo pero aparecieron otros. Myles Turner demostró su muñeca, Jordan Hill y Mahinmi se fajaron en la pintura pero los focos fueron a Budinger. El pelirrojo de los Pacers no estaba teniendo un buen inicio de temporada pero fue determinante en el último cuarto ajustando la defensa, forzando pérdidas y anotando dos triples en el último cuarto. El +18 con él en pista lo dice todo. Con esta victoria Indiana alcanza las 1,000 como local en la NBA.