Kvitova se carga a Serena y jugará la final (2-6/3-6)

Si la victoria de Kuznetsova sobre Sharapova ya fue sorprendente, el siguiente plato que se dispuso en la Manolo Santana de la Caja Mágica no lo fue mucho menos. No por la diferencia de nivel entre contrincantes pero sí por la derrota de Serena Williams, la número uno de la WTA. Una sorpresa siempre que sucede.

Petra Kvitova pasó por encima de Serena Williams y se mete directa en la final del Mutua Madrid Open donde jugará contra Svetlanta Kuznetsova por suceder a Maria Sharapova en el palmarés del torneo madrileño. La jugadora checa de solo 25 años necesito menos de hora y cuarto para eliminar a la número uno del mundo, la menor de las hermanas Williams, una dominadora juegue donde juegue.

De hecho Serena Williams llegaba a Madrid, torneo que empieza en la primera semana de mayo, sin haber perdido un solo partido en todo el año 2015, condición de invicta que se dejó en la arcilla de la Manolo Santana. Kvitova salió decidida a llevarse el partido y ya con 1-1 en el marcador rompió el saque de Serena. A pesar del contra break de Williams, la checa se rehizo para volver a romper el servicio de Serena y confirmó el break llevándose su saque. Con 2-4 en el marcador,  Kvitova volvió a romper el saque de Serena Williams y acabó cerrando el set (2-6) desde su propio saque. Necesitó solo 33′ para borrar de la pista a la número uno del mundo.

Sin tiempo para que Serena Williams pensara en alargar el partido, Kvitova rompió su primer servicio en el segundo set. Lo hizo en el deuce por lo que, además del saque, se llevó la pequeña batalla psicológica. Serena se quedó tocada y Kvitova aprovechó para romperle su tercer servicio y plantarse con un 1-5 que le dejaba a un paso de la final. A pesar del coraje de Serena Williams, se puso 3-5, Kvitova aprovechó otro servicio de Serena para llevarse el partido restando.

Kvitova mandó a la lona a Serena a la primera que pudo, a diferencia de Azarenka que dos días antes desperdició tres bolas de partido contra ella. La Williams no perdonó entonces como hoy no lo ha hecho Petra Kvitova que mañana jugará contra Kuznetsova.