Josh Jackson sobre el Malice at the Palace: "Tiré una botella de agua"

Josh Jackson sobre el Malice at the Palace: “Tiré una botella de agua”

Está en su año sophomore con los Phoenix Suns y se ha sentado con Marc J. Spears a analizar su juventud y su año rookie en el desierto. Es Josh Jackson, número 4 del pasado draft de 2017.

No se esconde y admite que una vez trash-talkeó con Gary Payton, campeón de la NBA y futuro Hall of Fame: “Hay mucha gente que no me conoce, es una de las razones por las que realizo este diario”, dijo en The Undefeated en la tercera entrada de su diario.

“No estaba viendo el partido cuando Lakers y Rockets pelearon pero he visto los highlights. Creo que fue una locura. Creo que las suspensiones estuvieron bien, no veía nada tan loco desde ‘The Malice at The Palace’.

“Tenía ocho años y estaba sentado más o menos en la mitad del pabellón, en la fila 20. Recuerdo ver a todo el mundo peleando. Recuerdo ver a Jermaine O’Neal siendo golpeado por una silla, es uno de los recuerdos más marcados de mi vida. También recuerdo a Ron Artest tumbado en la mesa de anotadores y ver cómo alguien le tiró una bebida”, comienza su relato.

“Miré a los lados y toda la gente estaba tirando algo a la pista así que no voy a mentir, tiré una botella de agua. ¿Por qué? Es mi equipo, soy un fan de los Pistons. ¿Qué? Los Pacers vinieron aquí y empezaron a golpear a mis jugadores favoritos, no podía aceptarlo. Pero eso es aquí y en todos lados. Mis padres estaban intentando protegerme pero no había nada que pudiéramos hacer, no estaba asustado porque no creí que nadie fuera a atacarme”, añade.

No nos fuimos hasta que Jermaine O’Neal fue golpeado con la silla, las cosas se relajaron después de eso. Estaba todo bajo control. Unos días después vi las suspensiones y pensé que había sido todo una locura”, finaliza.