Jonny Flynn, la clave para que Curry llegara a los Warriors

Los Golden State Warriors conquistar la madrugada del lunes al martes el quinto anillo de la franquicia y el segundo en tres años bajo la batuta de Stephen Curry, número 7 de aquella noche de 2009. El base Jonny Flynn y Larry Riley como encargado de elegir el séptimo pick para los Golden State Warriors fueron los actores principales y Monta Ellis como estrella de los Warriors del momento y Amar’e Stoudemire que podría llegar a la Bahía aparecen como invitados en roles secundarios.

Pero la estrella era un chico de Davidson.

Larry Riley tenía claro que ni Stoudemire ni ningún otro jugador estaba por delante de Stephen Curry, el base de Davidson que quería el GM de los Warriors en el séptimo. Blake Griffin (LA Clippers), Hasheem Thabeet (Memphis Grizzlies), James Harden (Oklahoma City Thunder), Tyreke Evans (Sacramento Kings), Ricky Rubio (Minnesota Timberwolves) y Jonny Flynn (Timberwolves) fueron elegidos y se hizo la luz. Los Warriors no esperaban que Curry cayera hasta el séptimo porque Minnesota tenía dos elecciones justo antes, la 5 y la 6 pero la fama de los tobillos de Curry ya hizo estragos.

Contra todo pronóstico Hasheem Thabeet fue elegido en el segundo puesto por los Memphis Grizzlies y, más sorpresa aún, fueron las elecciones de Minnesota. Ricky Rubio era carne de top 3 pero cayó hasta el quinto y fue elegido por los Wolves que no contentos con draftear al base de El Masnou eligieron coger a otro base…y ni por esas fue Curry, fue Jonny Flynn.

Por detrás quedarían el propio Curry, DeMar DeRozan, Jordan Hill o Brandon Jennings en el top 10.

Como contó Riley en NBA.com, de haber tenido el primer pick habrían pasado de Stephen Curry y habrían elegido a Blake Griffin pero a nadie más. En la rueda de prensa posterior al draft Riley fue tajante: “Creo que Curry es el segundo mejor jugador del draft, le habría elegido con el número 2”.

No me gustaba Thabeet, no me gustaba Jonny Flynn así que si hubiera tenido la oportunidad -del pick 3- habría tenido que elegir entre James Harden y Stephen Curry. Habría sido una decisión para hacerla y habría seguido optando por Curry. No era fan de Tyreke Evans tampoco”, dijo.

¿Cuántas opciones creías que tenía Curry de acabar en el siete? le preguntaron. “Estaba casi seguro que se habría ido. Jonny Flynn salvó el día cuando Minnesota le eligió, era difícil saber qué iba a hacer Minnesota así que no estaba seguro”, dijo. “Se había oído que iban a ir a por Ricky Rubio y Jonny Flynn pero era difícil de creer. Me lo dijo una buena fuente así que el día antes pensé que había un posibilidad”.

Flynn acabaría jugando 3,322 minutos para los Timberwolves antes de ser traspasado a los Houston Rockets con Donatas Motiejunas y una ronda que acabaría siendo Will Barton. A cambio, los Wolves recibieron los picks de Brad Miller, Chandler Parsons y Nikola Mirotic más el de Andre Roberson. Solo Brad Miller acabaría jugando en Minneapolis.

Intraspasable

“Existe un rumor de que teníamos apalabrado un rumor con Phoenix pero no es cierto. Steve Kerr – GM de Phoenix entonnces- sabía que Stephen no estaba disponible, lo mismo para Atlanta. Lo que sí estaba hablado era sobre si elegíamos a Jordan Hill porque no las tenía todas conmigo sobre su rendimiento”, explica.