Los Cavaliers se impusieron con claridad y justicia a unos Golden State Warriors superados por el rival desde el salto inicial -que ganó Tristan Thompson por primera vez en la serie- y acabaron desesperados en un partido en el que Zaza Pachulia debió ser expulsado y Draymond Green lo estuvo por unos segundos y un mal entendido. Cayeron las técnicas por todos lados y los Cavaliers evitaron ser barridos en la serie y reviven el fantasma del 3-1.

24-9 fue el parcial del inicio de partido. Los Cavaliers veían el aro como una piscina y los Warriors sumaban malas decisiones y pérdidas por doquier. Fue la primera derrota del Big Four de los de La Bahía desde febrero y la culpa la tuvieron los dos números 1 de los Cleveland Cavaliers: LeBron James y Kyrie Irving.

Como si de un deja vú se tratara, ambos bordearon los 40 puntos en el tercer choque y acabaron cayendo pero no así en el cuarto. Dominaron el partido de principio a fin y tal fue la paliza que por momentos asestaban a los Warriors que LeBron no llegó a disputar ni 41′. Eso sí, en los más de 40′ jugados por King James, el parcial fue de +30 para los campeones.

Tras un inicio arrollador, llegó el desastre. El desastre arbitral. Los Cavaliers lanzaron 22 tiros libres en el primer cuarto y con un pésimo 60% de acierto habían anotado más que los lanzados por los Golden State Warriors. El equipo que debía dar un plus de intensidad sumaba la mitad de faltas que el rival y se fue hasta los 49 puntos. Fue un espectáculo dantesco que afeó la exhibición que estaban dando ya de por sí los todavía campeones de la NBA.

El problema no quedó ahí. Acabarían tirando más tiros libres los Warriors en un partido desconcertante en los arbitral ya que no se veía qué se podía pitar y qué no. El tercer choque tuvo un marcado tono casero en lo arbitral y así empezó el cuarto pero se perdieron los papeles y se dio paso a una guerra de guerrillas que amenaza con cosas preocupantes la madrugada del lunes al martes si no se para a tiempo.

Mucho se había leído sobre el ataque de los Warriors en los playoffs pero, como siempre, era la defensa la que le permitía ser diferencial…hasta The Land. 49 puntos en el primer cuarto, 86 al descanso y un no sé ni por dónde me da el aire generalizado que trataron de frenar por la vía de la aptitud -ataque- en lugar de la actitud -defensa-. Se fueron a 68 puntos al descanso porque van sobrados de ataque pero cuando pudieron llegar a la barrera de los 10 fallaron una y mil veces volviendo irse de veinte los rivales. LeBron manejaba como quería el choque y estuvo relativamente cerca de firmar un triple-doble al descanso al acabar con 22 puntos, 6 rebotes y 8 asistencias que serían 31+10+11 al término del choque.

A su lado estaba Kyrie que se puso el mono de trabajo y anotó 11 de los primeros 14 tiros que intentó para 28 puntos al descanso.

El partido acabó antes de lo esperado, la segunda parte fue un espectáculo que tuvo momentos que no deberíamos recordar con dos equipos desquiciados por un rasero arbitral escandalosamente malo en ambos lados. Al ya citado Expediente X de Draymond Green al que le pusieron el ‘Hit The Road Jack‘ por su segunda técnica que no resultó serlo se le unió la no expulsión de Pachulia después de golpear a Iman Shumpert en una acción que los árbitros revisaron y pitaron salto entre dos. Draymond debió ser expulsado después por una falta muy dura a Tristan Thompson y pudo serlo Kevin Love por un manotazo a Kevin Durant cuando el 35 entraba a canasta. Después de todo, el lunes habrá más.