Greg Oden no volverá a la NBA

Greg Oden no volverá a la NBA

Han pasado 869 días desde la última vez que Greg Oden jugara un partido en la NBA…y no va a haber más. En un encuentro con Dana Hunsinger del Indianápolis Star, el que fuera número 1 del draft de 2007 por delante de Kevin Durant, tuvo una carrera marcada por las lesiones en Portland Trail Blazers primero y en Miami Heat después.

Hace diez años, Oden era un fenómeno de masas en Estados Unidos. En una era en la que los centers dominaban la liga -O’Neal estaba en plenitud-, Oden estaba llamado a ser el nuevo dominador de la NBA, el nuevo pívot imparable, el nuevo mito de la NBA. Ganó el Defensive Player del año y estuvo en el segundo mejor equipo All America jugando en la Universidad de Ohio State. Solo tiene 28 años y ha vuelto al campus como estudiante o como técnico y aunque su carrera no está acabado porque no llega a la treintena, su carrera en el baloncesto profesional sí lo está.

Ha vuelto a Ohio State y ejercer de ayudante de los técnicos y aunque dice que le gustaría volver, dice que su carrera está acabada. “No puedo decir que me arrepienta de nada” dijo por teléfono al IndyStar. “Simplemente me gustaría haber hecho las cosas mejor”, añade.

Las lesiones de rodilla lastraron una carrera en la que disputó 82 partidos…en cinco temporadas en Portland. Tuvo problemas con el alcohol y volvió en la 2013-14 con los Heat -ganadores de dos anillos consecutivos- pero tampoco tuvo suerte y los Spurs aplastaron a su equipo mientras él se perdía partidos por problemas de rodillas y espalda.

Regresando al alcohol, le generó problemas extradeportivos a Oden que llegó a pegar a su exnovia en tres ocasiones en la cara con la consiguiente rotura de nariz en 2014. Admitió el error y fue condenado a pagar 200 dólares y a completar 26 semanas de reclutamiento doméstico.

A pesar de que su regreso a Ohio State se valoró como un paso de Oden hacia una hipotética vuelta a la NBA, Oden ha dicho que no cerrando la puerta a cal y canto. Su última campaña en la NBA será la 2013-2014 en la que disputó solo 219 minutos en los Heat. Tras eso, volvió al baloncesto y abrió la puerta de las oportunidades: la CBA de China en la que firmó dobles-dobles en 25 ocasiones antes de ser cortado justo antes del final de temporada para, según él, no tener que pagarle el último mes.