www.kiaenzona.com
www.kiaenzona.com

www.carlosdelfino.com espn.com www.vivelohoy.com oregon liveHace diez años Argentina tocó el cielo baloncestístico y se hizo eterna. Porque ganar un Mundial es una gesta pero ganarle unos Juegos Olímpicos al Team USA es algo más, es algo superior.

En Atenas 2004, Lebron James, Tim Duncan, Dwayne Wade, Lamar Odom, Allen Iverson o Amaré Stoudemire tuvieron que arrodillarse ante los héroes celestes encabezados por nombres tan ilustres como Manu Ginóbili, Pablo Prigioni, Fabricio Oberto o Luis Scola. Casi nada.

Diez años después, Argentina se marcha del Mundial de España con una aplastante victoria de Brasil que pudo suponer los últimos minutos en baloncesto FIBA de Pablo Prigioni o Luis Scola. Dos mitos de Argentina.

Es cierto que acabó el Mundial sin Manu Ginóbili ni Carlos Delfino, que Fabri Oberto se retiró hace años…pero ayer pudimos vivir el fin de una era en el baloncesto mundial.

Porque fuera del Team USA, la Argentina de los últimos diez años ha estado en el olimpo del baloncesto con la actual España o Serbia y Montenegro. Tras conquistar el oro en Atenas 2004, el triple de Nocioni que se salió sobre la bocina en Japón les condenó a un tercer y cuarto puesto frente a USA que le dejó sin medalla. Cuatro años más tarde se jugó el quinto y sexto puesto con España en un duelo que no apetecía jugar a nadie, que España fue perdiendo por más de veinte puntos y acabó metiéndose en el choque.

En Londres repitieron la suerte del Mundobasket de Japón quedándose con el cuarto puesto tras caer ante la Rusia de Kirilenko y Shved. 

En diez años, Argentina ha ganado unos Juegos Olímpicos en Atenas, ha sido tercera en Pekín y cuarta en Londres además de cuarta en Japón y quinta en Turquía lo que culmina una década difícil de mejorar para un equipo no llamado Team USA