Golden State se reencuentra y recupera el factor cancha

Los Golden State Warriors volvieron a ofrecer su mejor versión, la mejor de lo que llevamos de finales de hecho, y se llevan el factor cancha de regreso a Oakland donde la madrugada del próximo lunes 15 tendrá lugar el quinto partido. 

Steve Kerr cambió el quinteto titular y dio entrada a Andre Iguodala en lugar de Andrew Bogut lo que otorgaba una evidente ventaja en la pintura a los de Ohio. Tanto Tristan Thompson como Timofey Mozgov se pusieron las botas en los rebotes. El partido comenzó con un 7-0 para los Cavaliers tras triple de Shumpert y ahí cambió todo. Kerr pidió tiempo muerto y el parcial de 31-14 para los Warriors dejó el primer parcial en un +10 para los de la Bahía de San Francisco. Durante el segundo cuarto, el ritmo continuó por los mismos derroteros. La primera parte estuvo marcada por la caída de LeBron James. El de Akron se abrió la cabeza contra un cámara con doce puntos de ventaja para los Warriors.

El tercer cuarto comenzó con los Cavaliers apretando. Dos triples de Matthew Dellavedova iniciaron el parcial para los de Ohio que pasaron de estar quince puntos abajo a solo tres gracias a una tremenda defensa. Un triple final de Curry dejó el partido con una diferencia de seis puntos para los últimos doce minutos. Los Warriors se impusieron desde el principio del mismo con una sensacional actuación colectiva liderada por Andre Iguodala o Shaun Livingston. David Lee volvió a tener una aportación tremenda al ataque y a la defensa de los Warriors. Mientras los de Kerr anotaban con facilidad, los Cavaliers tiraban de rebote ofensivo para tener más ataques.

Timofey Mozgov acabó el partido con un doble-doble de 28 puntos y 10 rebotes siendo el mejor del partido. Curry acabó con 22 como máximo anotador de los Warriors al igual que Andre Iguodala.

G4 stats

Foto de portada: AP Photo/Paul Sancya