Garbiñe Muguruza hace historia y es finalista en Wimbledon

Después de eliminar a Kerber y Wozniacki, Muguruza se plantó en las semifinales de Wimbledon con una desbordante confianza. Se vio en el primer set en el que desarboló por completo a Aga Radwanka, número 13 de la WTA y que no aguantó el asalto más de media hora. Con solo 22 minutos de partido, Muguruza iba 4-1 arriba y acabó cerrando el set por 6-2 llegando los dos únicos puntos de la polaca en el deuce de sus propios saques. 

El segundo comenzó con el mismo tinte para Garbiñe Muguruza. Poderosa con su saque y apretando a Radwanska desde el saque, la tenista española se sentía cómoda y se veía capaz de todo. Reveses, passing, ace…y errores no forzados. Con 3-1 a su favor, se le apagó la luz. Radwanska le hizo un rosco -parcial- y se puso 0-1 en el tercero y definitivo con break arriba. La cosa se complicaba.

Pero Garbiñe volvió. Muguruza respondió con un contrabreak y luchó cada punto con Radwanksa hasta el final. Lo mismo para la polaca lo que dio al encuentro una magnitud inmensa. Cuando el choque se ponía candente, Muguruza se plantó con un 0-40 en el saque de Radwanska que le podía poner 4-2. Lo rompió a quince y de ahí al final, Muguruza salvó dos bolas de break que habrían puesto el 5-4 en el marcador y cerró el choque por 6-3.