Han sido 18 largos meses sin el italiano jugando con Denver Nuggets pero ayer demostró que no ha perdido un ápice de la magia que atesoraba antes de la lesión y que le valió el título de jugador franquicia de los del Pepsi Center.

Sin pisar un parqué desde que se destrozara la rodilla el 4 de abril de 2013 -en vísperas de unos playoffs que los Nuggets se ganaron en el Pepsi Center- Danilo Gallinari volvió a disfrutar del baloncesto frente a Phoenix ayer. Y el baloncesto volvió a disfrutar de él, claro.

Porque Gallo regresó con 17 puntos en apenas 14 minutos saliendo desde el banquillo, el tiempo estimado para un jugador que regresa de tan larga inactividad. 5 de 9 en tiros de campo con 2 de 4 en triples más cuatro rebotes fue su carta de presentación. 

Con la vuelta de su estrella, Brian Shaw ya puede estar pensando en luchar unos playoffs a los que Denver faltó este año por primera vez en toda la década. Robinson, Faried, Gallinari, Chandler o Mozgov bien valen una postemporada.