froome-tour-de-france-winner-2015

PINOT (FDJ) SE LLEVÓ LA ETAPA CON META EN ALPE D’HUEZ

Foto: ASO
Foto: ASO

Christopher Froome (Nairobi, 1985) levantará mañana su segundo Tour de Francia tras aguantar con frialdad en la subida a Alpe D’Huez de la última etapa de la Grande Boucle. Nairo Quintana atacó en la Croix de Fer desde lejos y coronó con algunos segundos de ventaja pero la bajada reestructuró el grupo.

La corta etapa que cerraba el Tour de Francia resultó espectacular. Como ya sucediera años atrás cuando el Tour montó un cierre de Tour con Alpe D’Huez en una etapa corta, la disputa empezó desde bien pronto. Alejandro Valverde y Nairo Quintana atacaron desde lejos en la Croix de Fer para tratar de dejar solo a Froome y lo consiguieron.

Con los Movistar por delante, solo Nibali, Contador y Froome aguantaban el ritmo que ponía Richie Porte. El de Pinto no pudo llegar hasta la cima con los mejores pero volvió al grupo en la bajada igual que el resto de outsiders del pelotón. Froome se lanzó hacia abajo y cazó a Nairo Quintana en las primeras rampas de la bajada de la Croix de Fer. El llano entre puertos auguraba una gran guerra. Como así fue.

Nibali se cayó de la disputa de la etapa al pinchar a pie de puerto y ceder casi un minuto con el cambio de bici mientras Jonathan Castroviejo ponía ritmo entre los mejores. Con el campeón del Tour del año pasado eliminado, Valverde se fue para adelante minutos antes de que le siguiera Nairo. Juntos llegaron a sacar medio minuto a los mejores hasta que entró en juego Anacona.

El colombiano de Movistar se dejó llevar de la cabeza de carrera, donde Pinot y Hesjedal luchaban por la etapa, para ayudar a Nairo Quintana. Los compatriotas hicieron camino hasta la pancarta de 5 a meta cuando Nairo cambió el ritmo con casi un minuto de ventaja sobre Froome. Cazó y dejó a Hesjedal y se fue a por Pinot aunque no lo logró.

Tercero el año pasado, Pinot culminó un Tour agridulce con una victoria espectacular en Alpe D’Huez y certificó la tercera victoria francesa de manera consecutiva en la mítica cima de los Alpes tras Rolland y Riblon, los últimos ganadores. Supo sufrir para aguantar el tirón de Nairo Quintana y llegó en solitario a la línea de meta.

Por detrás, Richie Porte consiguió mantener el ritmo de Froome y Valverde y dejó al líder solo en los últimos dos kilómetros cuando se descolgó con la desventaja respecto a Nairo ya controlada. El australiano, que dejará Sky este año buscando liderar un equipo en el Tour, volvió a responder como el gran gregario que es.