Francia toca metalsin Parker ni Noah

www.sportal.co.nz
www.sportal.co.nz

diaw-lefigarofournier-allomatch¡Qué mérito! El trabajo de Vincent Collet dio sus frutos el año pasado cuando, de la mano de Tony Parker, consiguieron ganar el Eurobasket de Eslovenia pero el Mundial de España es un paso adelante en el baloncesto francés.

Porque ha tocado metal sin Parker y Noah y, en menor medida, Mahinmi, De Colo y Seraphin. Cinco jugadores de la NBA, dos All Star, un campeón de la NBA…y aún y todo metal eliminando a la selección española de los Gasol, Ibaka, Ricky o Calderón.

Y la razón es el poder del grupo de Collet que, unido al maravilloso talento de Boris Diaw, Evan Fournier y Nico Batum ha hecho posible una medalla de bronce que pudo ser de plata -incluso de oro, nunca lo sabremos- si la semifinal frente a Serbia hubiera durado dos minutos más.

Contextualizando, el bronce de la Francia 2014 sería equiparable a una medalla de España sin Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, Serge Ibaka o José Calderón. Lo mismo que el año pasado pero en un Mundial. Impensable.

Porque Francia tiene al factor diferencial de las finales de la NBA, al inmenso talento de Nico Batum -que ya era hora de que explotara como el grandísimo jugador que es- y también al grupo que conforman los Heurtel, Pietrus, Lauvergne o un sorprendente Rudy Gobert que fue un muro casi infranqueable frente a España en cuartos de final.

El tiempo dará o quitará valor a las cosas pero la sensación de que Collet tiene entre sus manos una generación excepcional crece por momentos. El Eurobasket