Formolo se bautiza en la élite
  • Roman Kreuziger se filtró en la escapada del día

  • Rigoberto Urán se dejó más de un minuto en la meta

  • Combate nulo entre Alberto Contador, Richie Porte y Fabio Aru

  • Simon Clarke es el nuevo líder

Davide Formolo (Garmin – Cannondale) se impuso en la cuarta etapa del Giro de Italia entre Chiavari y La Spezia culminando una gran escapada que protagonizó la etapa hasta las últimas rampas de La Spezia. El italiano (Veneto, Italia, 1992) consiguió la primera gran victoria de su carrera tras dejar atrás a todos los integrante de un selecto y numeroso grupo que puso en jaque al pelotón de los favoritos.

La maglia rosa volvió a cambiar de dueño pero no de equipo y es que el Orica GreenEdge sumó su tercer líder en cuatro días con el liderato de Simon Clarke, segundo de la etapa y que entró en la meta de La Spezia con los brazos en alto. El aussie es líder con diez segundos de ventaja -los que ha bonificado en la meta- sobre su compañero Esteban Chaves y 17 sobre Kreuziger y Contador. El checo estuvo en la escapada del día como puente por si Alberto Contador decidía atacar.

La etapa no estableció ventajas importantes pero sí sirvió para demostrar que Rigoberto Urán, que se dejó 1:11 en la meta, no tiene la mejores piernas todavía. Contador, Aru y Porte entraron en el mismo tiempo.