EXHIBICIÓN DE ESPAÑA

EXHIBICIÓN DE ESPAÑA QUE ESPERA A ESTADOS UNIDOS EN SEMIFINALES

EXHIBICIÓN DE ESPAÑA
Foto: FEB

Exhibición de España. Con mayúsculas además. Los chicos de Sergio Scariolo borraron del mapa a la Francia de Tony Parker, Nico Batum, Bo Diaw o Rudy Gobert y luchará contra Estados Unidos -si elimina a Argentina- por un puesto en la final de Rio de Janeiro 2016 en lo que será la reedición de la final de 2008 y 2012.

En esta ocasión la exhibición estuvo liderada por un integrante de los Chicago Bulls este año pero no por Pau Gasol. Nikola Mirotic hizo buena su polivalencia para destrozar desde la distancia a la zaga gala y se fue con 10 puntos al descanso entre el primer y el segundo cuarto. Francia empezó el partido con un 0-4 pero España se fue hasta el 17-10 o el 19-16 al término del primer parcial después de un buen arreón de los galos. 

Además de Nikola Mirotic, Ricky Rubio estuvo excelente. El base de El Masnou ha recuperado la sonrisa y ese descaro que hizo que toda España viera en él al nuevo elegido y generó en ataque además de apretar en defensa. Porque España se exhibió en ataque -anotó 92 puntos- pero ganó por la defensa que dejó a Francia en solo 67. La Francia de los NBA, sí.

España volvió a escribir una página dorada en su historia de amor con los Juegos Olímpicos desde que aterrizaran en Pekín para disputar la edición de 2008. El primer cuarto fue notable y el segundo, sobresaliente. El parcial fue de 24-14 para España que fue un martillo pilón desarbolando a Francia en cada ataque y en cada defensa. Collet movía a Parker, De Colo y Heurtel buscando un playmaker que se encontrara cómodo y no encontró la manera de parar el juego que Ricky Rubio y Sergio Rodríguez dirigían a las mil maravillas. Al descanso se llegó con un 43-30 que hacía justicia a lo que España estaba proponiendo. Gasol solo llevaba dos puntos pero otro interior, un actor secundario inesperado, como Willy Hernangómez se hizo gigante. El nuevo jugador de los Knicks aprovechó cada resquicio del juego español, cada segundo de ventaja que la defensa daba para correr y sentirse cómodo y con dos playmakers de nivel, solo tuvo que aprovechar los regalos. La casta de Felipe también se hizo notar.

Lejos de relajarse, la España de Scariolo buscó más y estuvo siempre por encima de los quince puntos de renta sobre los galos llegando a tener 22 con el 64-42. Sin bajar los brazos en ningún momento, España no dejó respirar a Francia que no bajó de las dos decenas de puntos de ventaja en ningún momento del último parcial. Sin apretar en exceso en ataque -pero sí en defensa- España se regaló una ventaja de 30 puntos, 81-51 y 90-60 para meterse en semifinales.

Ahora espera -salvo milagro argentino, que nunca se sabe- Estados Unidos. Revancha, vendetta o llámenlo como quieran. Pero con una defensa numantina como la que ha acabado con Francia, se puede. Y sí, la prensa estadounidense ya ha evidenciado sus dudas por la nula defensa del Team USA. España aprovechará cualquier relajación.