etapa para Landa

La etapa más dura de la historia de la Vuelta Ciclista a España se saldó con una exhibición de los ciclistas celestes de Astana. Sin Paolo Tiralongo ni Vincenzo Nibali, la estructura kazaja se rehizo para dar una auténtica exhibición de táctica y ganar la etapa con Landa y enfundarse el rojo con Aru. Rosa y Luis León Sánchez completaron la exhibición tirando del grupo de los favoritos.

Ya lo dijo Chris Froome antes de la etapa. “Gracias, Purito” añadiendo una foto del perfil de la etapa. El ganador del Tour fue el peor parado de la histórica etapa de la Vuelta a España al quedarse a 40 kilómetros de meta y ceder más de 7′ con respecto a Mikel Landa y más de 6 respecto a Aru.

La etapa hizo buenos los pronósticos y fue reventando corredores paso a paso. Primero Chris Froome que sufrió una caída en la salida y tuvo que ir a la contra durante las dos primeras ascensiones del día. El número 1 de La Vuelta pagó el esfuerzo cuando a 42 de meta y con dos ascensiones y media por delante se quedó de los favoritos. Geraint Thomas le dio su rueda y hablando con Dario Cioni el nacido en Kenia negaba con la cabeza haciendo creer a más de uno que pondría pie a tierra en cualquier momento, algo que no pasó.

Por delante, el numeroso grupo de 19 escapados se quedó en 6. Omar Fraile coronó en cabeza la Collada de la Gallina para seguir luciendo el maillot de la montaña un día más. Con el Caja Rural estaban su compañero Gonçalves, Boswell, Landa, Oliveira o Rubén Plaza entre otros pero el nombre de Landa, evidentemente, brillaba sobre el resto. El tercer clasificado del Giro de Italia era el favorito e hizo buena su condición cuando atacó Nelson Oliveira ya en la subida a Cortals d´Encamp. Landa salió a su rueda y se quedó solo con más de 2′ de ventaja en todo momento sobre el grupo de favoritos.

Su compañero Aru hizo saltar la banca. Atacó a 8 de meta y solo Purito y Moreno salieron a su rueda. Valverde amagó con ir pero se deshizo, Nairo lo mismo y Majka, Nieve, Chaves y Dumoulin fueron a su ritmo. El maillot rojo fue de menos a más y acabó perdiendo su maillot por unos segundos tras decir ayer que de primeras, era una etapa “demasiado” para él.

Landa hizo camino, Aru atacó de lejos y se quedó solo. El italiano fue cazando a los que acompañaban a Landa y llegó en segunda posición a 1:22 del alavés. Por detrás, Majka y Nieve fueron de menos a más y acabaron por delante de Nairo o Valverde, los grandes damnificados de la última ascensión.