espusa

espusa

Tan cerca y tan lejos a la vez. La selección masculina de baloncesto no pudo imponerse al combinado estadounidense en un mal partido de americanos y españoles donde Pau Gasol y Klay Thompson fueron los mejores del partido. El pívot de los San Antonio Spurs fue el mejor de España con 23 puntos y el escolta de los Golden State Warriors aniquiló el sueño de España desde el perímetro con 22 puntos y cuatro triples en la primera mitad que decantaron el partido para el Team USA.

A España le tocó narrar a contracorriente desde el inicio cuando Kevin Durant anotó 5 puntos antes de que se cumpliera el segundo minuto del choque. Los españoles estuvieron rápidos de manos y certeros en los robos llegando a sumar cuatro en la primera mitad. Ricky Rubio se mostró errático en el tiro y en la dirección y se tuvo que sentar antes de tiempo con dos faltas, igual que Mirotic.

El jugador de los Chicago Bulls sumó dos faltas en el primer cuarto y otra más una técnica en un segundo cuarto bochornoso al nivel arbitral en el que se señalaron técnicas al banquillo español, Kevin Durant o Nikola Mirotic. España tiró de corazón ante unos Estados Unidos que tiraron mal pero rebotearon de manera maravillosa capturando 10 al poco del inicio del segundo cuarto.

Tras lograr el primer break (23-33), España despertó con la segunda unidad. Navarro asumió galones y anotó los dos puntos para el 25-33. Willy y Claver harían del parcial un 6-0 hasta el 29-33 que acabaría con Navarro en la línea tras una técnica a Durant por protestar tras un airball. España no pudo ponerse a uno o empatar y Estados Unidos se volvió a ir con la técnica y la cuarta falta de Mirotic. Rudy puso el marcador en tres de diferencia pero Carmelo la duplicó desde la línea. Al descanso España estaba viva, había ganado el parcial del segundo cuarto y llegó al descanso cayendo por 39 a 45.

Amenazó Estados Unidos con romper el choque en un par de ocasiones con 10 y 11 puntos de ventaja pero España fue poco a poco metiéndose en el choque y alimentando la ilusión. Un 5-0 entre Pau y el Chacho puso el 55-61 a 2:30 del último cuarto pero el Team USA alargó la distancia hasta los nueve para el final del tercer parcial.

Sin oposición y con España sumida en un atasco nivel operación salida, los hombres del Coach K se marcharon de quince puntos para matar el choque (57-72). Entonces apareció Mirotic que se había perdido el tercer cuarto por las faltas y anotó siete puntos al final del choque. España acortó y maquilló el marcador hasta los seis puntos de desventaja.

Paradojas de la vida, el peor equipo de Estados Unidos fue el más complicado de ganar, el que nunca dio esperanzas a España. También fue una versión peor la de España respecto a Pekín y Londres que, sin embargo, fue la que más cerca de los Estados Unidos se quedó.