www.japantimes.co
www.japantimes.co

spain-france-1 spain-france-2 Sería absurdo hablar de venganza porque nada nos dará la oportunidad de jugar la final del Eurobasket del año. Ni mucho menos nos dará ese tercer Eurobasket de forma consecutiva que habría hecho aún más grande a la selección
española de baloncesto.

No se puede hablar de venganza porque faltan Tony Parker y Joakim Noah, los mejores jugadores de Francia y porque, sinceramente, al 100% el partido se decantaría a favor de España en un 75-80% de las oportunidades. Y tampoco se puede hablar de venganza porque un año antes de que el triple de Claver no entrara y nos jugáramos la final en una mala prórroga, España eliminó a Francia de la lucha por las medallas en Londres 2012. Y eso sí que dolió. Porque el España – Francia ya es un clásico.

No había más que ver a Nico Batum agrendiendo a Juan Carlos Navarro y a Rony Turiaf perdiendo los nervios con Rudy Fernández para ver su impotencia.

Hoy los dos grandes equipos de Europa se van a citar en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid en un duelo de cuartos de final en el que pueden saltar chispas. España es clara favorita, ya barrió a Francia en la fase de grupos, y porque es el máximo candidato al oro visto lo visto a día de hoy.

Si al roster total de España le sumas que a Francia le faltan, como ya hemos dicho, Parker y Noah pues te sale un choque no descafeinado pero casi.

El propio Nico Batum es la estrella de Francia. Tras un gran año en los Blazers, el galo liderará a su selección junto a Boris Diaw que llega con un anillo de la NBA bajo el brazo. Anillo en el que él fue factor decisivo además. Se prevé un choque más igualado que en la fase de grupos pero todo lo que no sea que España juegue el viernes las semifinales sería una sorpresa mayúscula.

Con Ricky Rubio cogiendo el ritmo, José Manuel Calderón atinando la muñeca, Juan Carlos Navarro es una buena versión y Pau, Marc e Ibaka en el juego interior, España es la mejor selección de basket FIBA y tiene que demostrarlo.