Entre lágrimas- así se despide Sergio García del Espanyol

“Soy una persona de pocas palabras y suelo hablar poco, pero agradezco a la prensa, a mis amigos y a los empleados del club todo lo que han hecho por mí desde el primer día. Me han tratado muy bien y quiero dar las gracias por el apoyo que he recibido durante este tiempo y también a la afición que se ha portado siempre muy bien conmigo. El Espanyol siempre estará en mi corazón”, ha declarado.

Sergio ha remarcado que “sé que tengo las puertas abiertas del club y espero volver algún día, porque soy un perico más y si me necesitan, aquí estaré”. El de Buen Pastor ha asegurado que ha sido “la decisión más difícil de mi carrera, porque me siento muy querido en el Espanyol y aquí he vivido los mejores momento de mi carrera. Estoy triste por mi marcha, pero contento por el futuro que aseguro a mi familia”. En este sentido, el jugador ha apuntado que “entiendo que al aficionado no le guste mi salida, pero la vida del futbolista tampoco es muy larga y éste es un contrato importante para mí”.

En este contexto, ha confesado que una de las personas más tristes por su marcha era su propio hijo. “Él no quiere que me vaya aunque se lo he explicado varias veces, pero imagino que, con el tiempo, lo acabará entendiendo. Él es un perico más, siempre quiere venir al estadio, me habla del Espanyol…”.

El atacante ha dejado claro que sólo iba a aceptar ofertas del extranjero porque “en España mi club es el Espanyol y tenía muy claro que no quería enfrentarme al Espanyol. Por muy tentadora que fuera la oferta, no iba a ir a otro equipo de la Liga”. Sergio García sólo ha lamentado una cosa: “Me hubiese gustado irme con el Espanyol clasificado para Europa o haber jugado la final de la Copa del Rey y ojalá podamos celebrar algún título en el futuro. Estaré siempre pendiente del Espanyol y siempre que pueda, iré al estadio”. El internacional ha tenido palabras también para sus compañeros: “Gracias a ellos las cosas han salido bien y aunque yo sea una referencia, sin su ayuda no hubiese sido posible”.

Extraído del comunicado del RCD Espanyol