Si siguiera jugando con los Sixers no habría duda alguna sobre sus méritos como Rookie Of The Year a pesar de haber jugado con limitación de minutos y tras dos años de baja, pero la lesión que puso fin a la temporada de Joel Embiid abre el debate sobre si merece ser el sucesor de Karl-Anthony Towns. Y la duda era importante, después de Embiid, ¿quién?

Embiid no fue solo el mejor rookie mientras estuvo sano, fue uno de los mejores jugadores de la Conferencia Este y pudo disputar el All Star Game en su primera temporada, sus números estaban separados del resto de novatos por una distancia sideral pero sin jugar desde febrero, no parece realista que se lleve el premio y él ya tiene su favorito. Para el pívot camerunés de los Sixers, Dario Saric es el Rookie Of The Year y lo dejó claro en una entrevista postpartido en Los Angeles en el que el croata acabó con su máximo en anotación -29 puntos-, 7 rebotes y 5 asistencias.

Mientras Saric atendía a la CSN, Embiid interrumpió diciendo que él merecía el ROY. La lesión de Embiid le ha dado una dimensión nueva al croata en los Sixers y en los últimos 10 partidos promedia 19,7 puntos, 8,4 rebotes y 4,4 asistencias y es segundo en puntos y rebotes entre los rookies y está en el top 10 de asistentes con 2,2 por partido.