El Valencia no cumple ni con su parte

La clasificación a octavos del Valencia CF dependía de una victoria en Mestalla y un empate del Zenit en Gante. Ninguna de las dos partes se dio pero más grave fue, evidentemente, la primera parte de la ecuación. Con seis puntos en seis jornadas, el equipo de Gary Neville consuma el desastre que se inició bajo la batuta de Nuno.

Un tanto de Mustafi indicó el camino al Valencia pero fue anulado por falta de Abdennour al abrirle paso al defensa alemán cuyo testarazo fue imparable. Solo unos minutos después aparecía en escena el mejor del Valencia en lo que va de curso: el meta Jaume Domenech. El meta ché detenía un mano a mano para mantener el 0-0. En el minuto 36 y ante el zurdazo de Cornet no podría hacer nada. El balón dio en Abdennour antes de colarse por la escuadra de la meta de Jaume y hacer saltar la banca en Mestalla. Al descanso se llegó con el merecido 0-1 para los galos. La segunda parte fue un querer y no poder por parte de los de Neville. El Valencia tocaba y tocaba mientras el Lyon pegaba. Tuvo el 0-2 en una jugada de Cornet que dejó en evidencia la cintura de Abdennour y también en otra ocasión antes de que Lacazette en el 75′ matara el partido y al Valencia cuando el Gent empataba en Bélgica.