El sol ya calienta en Phoenix

El sol ya calienta en Phoenix

-«Debes creer que ha entrado Steve Nash en el pabellón»
-«No, es el pabellón de Devin Booker»

Es lo que escuchaste anoche en la retransmisión del 76ers at Suns en el que el único equipo invicto de la NBA cayó en el desierto ante Booker y Ricky Rubio. Como si esto fuera diez años atrás, Lakers y Suns lideran el Oeste en el inicio de la temporada 2019-2020 gracias al tremendo trabajo de Monty Williams y el cambio radical de una de las franquicias más desastrosas de lo que va de década.

Monty Williams le ha dado una vuelta tremenda a la franquicia con lo que Wizards (Oubre Jr), Sixers (Dario Saric), Heat (Tyler Johnson) o Jazz (Ricky Rubio) no querían o les sobraba. El mérito es impresionante. 

Phoenix comenzó la temporada con las incorporaciones de Ricky Rubio, Dario Saric o Aron Baynes además de renovar a Kelly Oubre Jr para sumar talento, veteranía y IQ a un roseta muy joven donde casi todo pasaba por Devin Booker. Después de siete partidos, Phoenix ha evidenciado una catarsis que les sitúa en los puestos alto del Oeste.

El año pasado los Suns solo eran uno de los mejores equipos en minutos jugados -no depende de su nivel- y en robos donde fueron el segundo equipo más ladrón de la NBA. Ahora mismo y tras solo siete partidos, Phoenix ha logrado colarse entre los 10 mejores en tiros de campo intentados y anotados, tiros de tres anotados e intentados, asistencias -segundo mejor equipo- y robos. El único pero que se les puede poner es que 24º en rebotes ofensivos y 23º en tapones, algo lógico viendo que DeAndre Ayton solo ha podido jugar un partido y le quedan todavía más de quince de sanción.

Son el segundo mejor equipo en asistencias por partido con Ricky pasando las ocho y Devin Booker las cinco y otros cinco jugadores por encima de las dos por noche. Hasta once jugadores promedian más de 12 minutos por noche y siete tiran más de ocho veces por noche a canasta y lo mejor de todo es la sensación que ofrecen los Suns. Van 5-2 con dos derrotas en Denver y ante los Utah Jazz contra dos franquicias llamadas a estar en los puestos altos del Oeste y en el primero de ellos cayeron en la prórroga ya sin Oubre Jr, Ricky Rubio y Aron Baynes por faltas y ante los Jazz cayeron al final en un partido que merecieron ganar.

Monty Williams le ha dado una vuelta tremenda a la franquicia con lo que Wizards (Oubre Jr), Sixers (Dario Saric), Heat (Tyler Johnson) o Jazz (Ricky Rubio) no querían o les sobraba. El mérito es impresionante. 

Ayer Booker escuchó cánticos de MVP cuando se fue a la línea de tiros libres a sellar el partido con 40 puntos. Está metiendo 28 con más del 50% en tiros de campo, el 50 exacto en triples y más del 90 en tiros libres. Tira un poco menos que el año pasado -tira más no estando Ayton- pero tira muchísimo mejor.