El Sevilla cumple en Vigo y está en la final

El Sevilla FC de Unai Emery hizo buena la renta del Sánchez Pizjuán ante un glorioso Celta que cayó con la cabeza bien alta en las semifinales de la Copa del Rey. Dos tantos de Iago Aspas alimentaron las esperanzas de la épica celeste pero Ever Banega y Yevhen Konoplyanka igualaron el choque después de que los vigueses fallaran un penalti que debió costarle la roja a Sergio Rico y que pudo significar el 3-1 con minutos por jugarse.

Será la tercera final que Sevilla y Barcelona disputen en la última década tras llevarse los andaluces la Supercopa de Europa de 2006 y los culés la del pasado verano con un tanto de Pedro Rodríguez en la prórroga en Tblisi que supuso el 5-4.