Foto AFP vía El País| A un solo gol de pasar se quedó el Schalke 04 tras arrollar al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. El equipo minero se mostró serio en todo momento a pesar de contar con las bajas de Prince -sancionado-, Draxler, lesionado, y sus dos principales metas, también lesionados. Por si fuera poco, a los veinte minutos y cuando el Real Madrid empató sin hacer prácticamente nada, Choupo Moting se retiró lesionado dando entrada a Sané que hace doce meses jugaba, en San Sebastián y frente a la Real Sociedad, en la UEFA Youth League. Igual que Wellenreuther, meta del Schalke.

Fuchs fue el encargado de abril la lata tras un error de Casillas. El zurdazo del austriaco fue fuerte y centrado y el portero del Real Madrid trató de despejar de puños y vio cómo el balón se iba directo a su portería. Con ese tanto se hacía justicia al esfuerzo y el despliegue de un Schalke que en todo momento fue superior.

Las malas noticias llegaron cuando Cristiano Ronaldo empató sin que el Real Madrid lo hubiera merecido. Fue a la salida de un córner que Fuchs regaló y en el que Matip no pudo parar al luso que celebró con rabia el tanto al haber sido pitado por el Bernabéu minutos antes. La lógica dictaba que el Schalke se vería afectado por el empate pero nada más lejos de la realidad siguieron atacando a tumba abierta y se encontraron con la justa recompensa del 1-2. Cuando el larguero todavía temblaba como consecuencia de un tremendo derechazo de Huntelaar, ‘El cazador’ aprovechó un grave error de Casillas para empujar el 1-2 a las redes del meta madrileño. Al filo del descanso, Ronaldo aprovechó una salida en falso de Wellenreuther para hacer el 2-2 de cabeza y a puerta vacía. Así se llegó al descanso.

Ancelotti movió ficha y dio entrada a Modric por Khedira y el Real Madrid fue más fluido aunque igual de apático. Benzema se sacó de la chistera el 3-2 y parecía dejar en la lona al Schalke que se levantó de la mano de un artista inesperado, el joven Sané que se sacó un zurdazo de la chistera ante el que pudo hacer algo más Iker Casillas. El partido volvía a estar empatado. El Real Madrid lo durmió con el esférico gracias a Modric, Isco y Kroos pero el Schalke despertó aprovechando un error defensivo. Fue de nuevo Huntelaar el que hiciera el gol, el definitivo 3-4. Quedaban escasos diez minutos en los que el Schalke con más corazón que cabeza buscó el 3-5 y el pase. Iker Casillas entonces sí, respondió bien y tapó su portería.

El Bernabéu pitó a Bale, Cristiano y a Iker Casillas

El Santiago Bernabéu acabó pitando como hacía tiempo que no hacía a los suyos que se reunieron en el centro del campo para escucharles por orden de su capitán. Los blancos estarán en cuartos de final dentro de un mes pero se juegan media temporada en 10 días en Barcelona y no llegarán en un buen momento.

Vídeo Canal Plus – La casa del Fútbol

7 Replies to “El Schalke roza la proeza en el Bernabéu (3-4)”

Comments are closed.