El Madrid gana por la mínima

En una primera parte en la que el equipo francés tuvo muy buenas ocasiones en los pies de sus delanteros, Ibrahimovic y Cavani, el Real Madrid fue el que se llevo premio con un gol algo afortunado del defensa Nacho. En una segunda parte espesa, el único que intentó algo fue Di María.

Primera parte muy accidentada (brecha de Isco, lesión de Verrati y lesión de Marcelo) en la que el París Saint Germain tuvo el balón y el Madrid un juego muy directo que le permitía llegar rápido a puerta. En el fútbol no se puede perdonar y eso fue lo que hizo el conjunto francés, perdonar. Desperdicio dos claras ocasiones de Cavani y Ibrahimovic mientras que el Madrid la única que tuvo la metió, un gol de Nacho que había entrado en el campo en lugar del lesionado Marcelo.

Tras el descanso, poco paso en el terreno de juego. Los dos conjuntos buscaron tener la posesión del balón pero en zonas que no inquietaban al rival. El único jugador que intentó algo fue el ex del Real Madrid, Ángel Di María, jugando entre lineas y estrellando el balón contra la madera.