El destino de Kyrie: el huracán de la NBA

El destino de Kyrie: el huracán de la NBA

Con las lesiones de Klay Thompson y Kevin Durant -aunque el primero apuntaba a renovar y el segundo parecía cada vez más cerca de seguir con los Warriors- ha dejado a la NBA sin dos de los agentes libres más codiciados de un verano que apunta a ser histórico.

El punto fuerte del mercado estival pasa a ser Kyrie Irving que no seguirá en los Celtics y apunta a los Brooklyn Nets. Acabe en Brooklyn o no, está claro que el futuro del base australiano va a ser el que dictamine el futuro de la liga por los movimientos que puede acarrear su decisión. Si acaba en Brooklyn, los Nets pasarían de renovar a D’Angelo Russell convirtiéndole en uno de los agentes libres más interesantes y por el que, por ejemplo, Indiana Pacers se ha interesado.

El equipo de Indianapolis tiene a medio roster en la agencia libre incluyendo a Darren Collison y Cory Joseph lo que deja a Aaron Holiday (draft de 2018) como único base del equipo. Tampoco tienen asegurada su continuidad Thaddeus Young o Bojan Bogdanovic y los Pacers tienen que renovar el equipo partiendo desde el puesto de base para el que sonó Kemba Walker y ahora lo hace D’Angelo Russell.

2019 puede ser el año que cambie la NBA desde el puesto más importante: el de base. Además de Kyrie Irving, D’Angelo Russell y Kemba Walker, son agentes libres otros que podrían ser titulares en equipos de playoff -sin ser las estrellas- y, sobre todo, bases sobresalientes para roles de segunda opción, es decir, salir desde el banquillo. Aparecen nombres como los de Ish Smith, Ricky Rubio, Darren Collison, Rajon Rondo, Patrick Beverley o Elfriid Payton. Hasta ahí llegarían los titulares y para segundos bases aparecen otros como Cory Joseph, Derrick Rose, Isaiah Thomas (a ver si recupera su nivel), Delon Wright, TJ McConnell o Emmanuel Mudiay.

No hay día que Kyrie Irving no sea noticia en la NBA por su más que probable salida de los Boston Celtics destino los Brooklyn Nets. La lesión de Kevin Durant -otro agente libre que querían los Nets-, parece no desviar el interés del base australiano de recalar en Brooklyn aunque está claro que su destino será la primera pieza del dominó en el que se va convertir la NBA.

Si Kyrie acabara en los Lakers con LeBron -se fue de Cleveland por no querer jugar con él-, los Nets deberían renovar a D’Angelo Russell y eso dejaría a los Pacers, por ejemplo, reabriendo la vía de Kemba Walker que, a priori, renovaría con los Hornets por el máximo.