El barco de los Warriors no se hunde

El barco de los Warriors no se hunde

Por fin llegaron las buenas noticias a la Bahía de los Golden State Warriors con la inminente renovación de Klay Thompson a cambio de 190 millones de dólares por los próximos cinco años. ¿Los demás? Los Splash Brothers ya ganaron un anillo -y se quedaron a un suspiro de otro- sin la ayuda de Kevin Durant así que deberían ser el rival a batir a poco que refuercen un roster con Curry, Draymond Green y el renovado Klay Thompson.

Tiene mucho trabajo Bob Myers en la agencia libre y es que la lesión de Klay es un contratiempo muy serio pero saber que va a renovar ayudará a muchos jugadores a querer subirse a un barco ganador que ha jugado cinco finales de la NBA de manera consecutiva. ¿Que LeBron y Davis están en LA y Durant y Kawhi quieren jugar juntos?

Hay que ver quién llega al primer proyecto y dónde se da la ecuación de la segunda pero mientras tanto, el rival a batir serán los Campeones del Oeste. Los Golden State Warriors seguirán contando con Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green y Andre Iguodala además de tener la posibilidad de retener a Quinn Cook y Jordan Bell aunque está por ver lo del segundo después de su decepcionante última temporada y su papel en las Finales.

A poco que Myers sepa añadir tiro exterior -sí, tiro exterior a un equipo con los Splash Brothers– va a ser muy complicado que los Warriors se caigan de las Finales de Conferencia por sexto año consecutivo y es que mientras otros tienen proyectos que ya veremos cómo acaban, ellos tienen algo hecho, que ha funcionado y donde el movimiento de piezas, incluso con la marcha de Durant, sería menor con todo lo que supone la marcha de un dos veces MVP de las finales. Porque sí, parece difícil que se quede incluso con su grave lesión.