El Barcelona sigue asustando, set y partido contra la AS Roma.

Los tres tenores la tocaron de nuevo y la volvieron a reventar. Partido magnífico de la MSN y del Barcelona, en general, que pasó por encima a una Roma indefensa. Los dos meses de inactividad no se le notaron a Messi que hizo doblete y sus escuderos, Neymar y Suárez, ya no lo son tanto y empiezan a asumir un rol mucho más importante incluso con Messi en el campo.

El control del balón fue del Barca como era de esperar y las paredes y las triangulaciones entre los jugadores del Barça fluían sin parar mientras que la estrategia defensiva de la Roma era la de subir las linea de defensa hasta casi el medio campo y de esta manera juntar mucho sus lineas. Sin embargo, esta defensa facilitaba a los jugadores del Barça filtrar balones por encima de los defensas romanistas. Así fue como llegó el primer gol del partido, Dani Alves ganó la espalda al lateral romanista, Lucas Digne, y le sirvió un balón en la linea de gol al delantero Luis Suárez que como era de esperar no falló. Y siguió el dominio del Barca tras el gol y cayó el segundo. Leo Messi, que volvía tras lesión , picó el balón por encima del portero del equipo italiano tras dos paredes consecutivas con los otros dos miembros de la MSN, Messi y Suárez. No había mejor manera de terminar la primera parte para el equipo blaugrana que continuar con su festín de goles y de buen fútbol, Suárez empalmo un rechace dentro del área que se coló de en la portería de fuera a dentro.

La segunda parte empezó como terminó la primera, el Barcelona tocando la pelota como en sus mejores tiempos y sumándole a ello la verticalidad que le aporta Neymar, pura magia y puro regate. Un Neymar que cada día va dejando más claro al “Planeta Fútbol” que una vez terminé el reinado de Messi, empezará el suyo. Piqué anotó el cuarto gol tras una jugada “made in Barcelona”; jugada al borde del área, internada en el área de un de los jugadores de banda y pase de la muerte que remató Gerard Piqué. Aparte de buen fútbol, el Barcelona tuvo suerte en el quinto gol ya que Messi al segundo rechace anotó gol. El sexto gol del Barca vino de un penalti provocado y errado por Neymar que el brasileño, Adriano, consiguió arreglar y anotar el sexto. Set y partido para el club blaugrana. La Roma necesitó dos oportunidades para anotar el gol de la honra, un penalti fallado de Dzeko y un remate del delantero bosnio que ,esta vez, si que encontró portería.

El Barcelona y sus tres tenores siguen dando miedo y mucho.