Real Madrid Barca Lassa 2015

Satoransky, Doellman y Pau Ribas lideraron a un sólido Barça Lassa para llevarse el clásico navideño de la Liga Endesa. Salvo por el tramo final del primer cuarto (9-0 de parcial para el Real Madrid con dos triples de Jaycee Carroll consecutivos), los culés dominaron el partido en todo momento ya desde el inicio y hasta un final que se abroncó y afeó el espectáculo. 

Los de Xavi Pascual salieron al Barclaycard Center con la lección aprendida y con hambre frente al eterno rival. Dos canastas de Ante Tomic (11 puntos y 5/7 en TC) enseñarían un camino que desde el principio seguiría Samardo Samuels que bailó a Hernangómez desde el principio. El Real Madrid respondía como un martillo pilón con triples y más triples (anotó seis de los diez primeros que intentó). Los culés movían y encontraban al mejor tirador en cada jugada (14-22 en el primer cuarto) pero los de Laso respondieron desde la distancia con dos triples de Maciulis y dos de Carroll para el 23-22. El segundo triple del primer cuarto de Pau Ribas daría al Barça Lassa el primer cuarto por 23 a 25. Samuels anotó tres canastas seguidas en la pintura mientras Carroll seguía con su show y enchufaba el tercer triple del partido en los primeros minutos del segundo cuarto. El Barça Lassa tiraba y el Real Madrid aguantaba pero los culés, a diferencia de otros años, ganaron con un baloncesto más alegre que sumó el punto 50 antes del descanso.

Maciulis y Llull pusieron a cuatro a los merengues (48-52) pero el Barça Lassa apretó y le endosó un 7-0 que le puso por encima de la decena de distancia. La sangría no se detuvo ahí y los culés lograron una renta de 15 puntos con el 52-67 del tercer cuarto. Satoransky les puso con +17 pero Jeff Taylor dejó la ventaja en +16 con 10′ por jugarse.

El tono fue el mismo pero a otro ritmo. Al Real Madrid le entraron las prisas pero no pudo recortar al ritmo deseado y el Barça se puso con 19 puntos de renta en tres ocasiones hasta que despertaron los de Laso con un 8-0 que ponía a 11 a los blancos, despertaba al Palacio y dejaba el partido muy disputado. Maciulis puso a 10 a los suyos antes del tramo final y una técnica a Ribas, una falta de Tomic que era la quinta y otra de Taylor a Samuels señalada como antideportiva afearon el final del choque.