Despedido técnico del mes

joe-johnson
Johnson celebra su buzzer beater frente a Detroit

Son esas cosas que pasan en la NBA. Avery Johnson ha sido despedido hoy de los Brooklyn Nets tras dos derrotas seguidas, en casa frente a Boston el día de Navidad y en la carretera frente a Milwaukee en el back-to-back que jugaron ayer.

Puede llamar la atención que un técnico del mes, fue nombrado mejor entrenador de noviembre por lo que aún lo sigue siendo en el paro, sea despedido pero habiendo seguido la NBA un poco, lo raro era que Johson lo hubiera ganado.

Porque los Nets no tiene un estilo definido, juegan a ráfagas, cuando les apetece. Dan la sensación de equipo grande que juega sin forzar el motor, lo cual ya les vale de sobra para meterse en unos playoffs en los que, sin duda alguna, estarán los Deron Williams y compañía. Juegan cuando el partido se complica, estando en ese límite que saben que pueden remontar muchas veces cometen errores infantiles y sólo de esa manera se explican victorias poco holgadas en Sacramento a principio de curso yendo de 10, en Toronto hace dos semanas cuando también iban 12 arriba y se liaron la manta…y sobre todo la agónica victoria frente a Detroit tras dos prórrogas.

Precisamente Deron ha sido el detonante de todo. El base de Brooklyn, el que más cobra pero en mi opinión no la estrella, se quejó amargamente del juego de los Nets la semana pasada. Dijo que añoraba el ataque flash que jugaba en Utah y puso en el disparadero a su entrenador.

Lebron James se ha manifestado en twitter y no parece entender la destitución de Johnson por ser técnico del mes. ‘King’ lo ha comparado con vender a un jugador del mes y en ese sentido, que prepare las maletas, no vaya a ser que Miami le venda, ¿no?

El abanico de nombres que baraja Prokhorov es de todo menos pequeño pero hay un nombre subrayado varias veces. El sueño del dueño de los Nets es sentar en su banquillo al ‘Maestro Zen’ Phil Jackson para la temporada 2013-2014. Puede intentar devolver al Señor de los Anillos a la NBA aunque sabiendo las condiciones que puso Jackson a los Lakers, no parece que nadie vaya a pasar por el aro.