David Villa anota el primer gol de la historia del New York City en un amistoso frente al St. Mirren escocés. El delantero de Tuilla se vistió por primera vez la camiseta celeste de los neoyorquinos y pasó a la historia de la franquicia.