klaye

Se esperaba con ganas el duelo entre Seth y Stephen Curry, el duelo de los renacidos Dallas Mavericks -sin Dirk Nowitzki y tras dos victorias seguidas- y los actuales subcampeones de la NBA y en lugar de los Curry, destacó Klay. El año pasado no sería noticia y tildar de novedosa una buena actuación del hombre que tiene el récord de puntos en un cuarto con 37 sería una locura pero sí, es una pequeña sorpresa. Klay no estaba, pero ha vuelto.

Los Golden State Warriors lograron la sexta victoria de la temporada y presentan un balance de 6-2, el opuesto a los Mavericks que estarán sin Dirk un par de semanas más y que no terminan de ensamblar el proyecto. El partido fue el regreso de Harrison Barnes y Andrew Bogut al Oracle y ambos fueron ovacionados por los fans y homenajeados por parte de la franquicia en un vídeo previo al choque y que recordó la importancia de ambos en el anillo de 2015 y el 73-9 del pasado curso. El aussie no jugó un solo minuto al ser un partido de back-to-back.

Golden State salió con el quinteto titular mientras en el de Dallas solo estaba Harrison Barnes. Además de Bogut -descanso- y Nowitzki por lesión, Matthews tampoco estuvo disponible y Deron Williams no viajó a Oakland con el equipo.

A pesar de una notable primera parte con 20 puntos, Klay no anotó en la segunda y Durant lideró en anotación a los Warriors con 28. En el otro lado, Black Falcon Barnes regresó con nota y tras dos choques por encima de los treinta puntos, ayer se quede en 25 siendo el mejor de la rotación de Carlisle.