Crawford y Griffin lideran una remontada de 17 puntos

Un impresionante inicio de los Detroit Pistons y un esperanzador segundo cuarto en el que llegaron a ir 17 puntos arriba no les valió a los de la Motor City para llevarse el choque en el Staples. Las bajas de Chris Paul y JJ Redick se notaron en unos Clippers donde Austin Rivers y Blake Griffin se repartieron la labor de subir la bola. El ala pívot acabaría con 34 puntos siendo Jamal Crawford en su primera titularidad el máximo anotador con 37. En Detroit Drummond firmó su noveno doble-doble del curso en menos de una mitad al llegar al descanso con 10 puntos y 10 rebotes pero acabó con 18 y 19 incluyendo un 6 de 14 en tiros libres tras un evidente hack de los Clippers en el último cuarto. 

Tras una primera mitad en la que se impusieron los ataques, la segunda fue totalmente diferente y las defensas tomaron el parquet. El último cuarto fue testigo de ello ya que se inició con catorce tiros errados entre ambos equipos y Blake Griffin anotó la primera canasta a poco más de seis minutos para el final. Con el 32 y Crawford repartiéndose galones, los Pistons pagaron caro el descanso de un Ersan Ilyasova que comenzó entonadísimo el partido pero que se mostró frío en el tramo final cuando los Clippers aparecían por el retrovisor.

Los últimos minutos los decidieron Griffin, Crawford…y Rivers hijo. Austin clavó un triple trascendental desde la esquina para dar tranquilidad a los suyos. Ni siquiera dos tiros libres -lanzados y anotados- de Drummond pondrían en jaque la victoria de los californianos.