Corey Brewer pasó un control antidoping tras anotar 51 puntos

Corey Brewer vivió su mejor noche en la NBA cuando le hizo 51 puntos a los Rockets en 2014. Un mal año para los Wolves como él mismo dijo pero una noche inolvidable para él.

«Tenía la sensación de que todo lo que tiraba iba a entrar. Me lo pasé bien y me alegra que sucediera en Minnesota donde tuvimos un mal año. Al menos los fans tuvieron algo que celebrar», dijo Brewer a la CBS. Preguntado por la razón que le llevó a tardar una hora en atender a la prensa, Brewer recordó que «tuve un control antidoping rutinario, así que no pude atender a la prensa hasta después del mismo. No tuve que ir al baño, fue raro pero gracioso, jugué mi mejor partido y tuve que pasar un control antidoping».

¿Cuál fue tu segundo mejor partido? «Probablemente el sexto partido de la eliminatoria contra los Clippers», dijo en referencia a la histórica serie que disputó este año ya en Houston.