Chandler Parsons pasó por el quirófano

Fue una de las bajas que hizo que los Dallas Mavericks parecieran un juguete en manos de los Houston Rockets y ahora ya piensa en la próxima temporada.

Chandler Parsons pasó por quirófano para reparar su cartílago lesionado e inicia ya el proceso de recuperación para volver al roster de los Dallas Mavericks. El 25 de los Mavs cayó lesionado en el primer partido del derby tejano de la primera ronda del Oeste y dejó a Carlisle sin uno de sus puntales. Tampoco jugó los últimos seis partidos de la Regular Season con los del American Airlines Arena.

Parsons es, además, uno de los cuatro jugadores que tienen contrato con los Dallas Mavericks más allá del 30 de junio por lo que su estado físico jugará un papel importante en el futuro del equipo. Con el cartílago operado, la rodilla debería dejar de ser un dolor de cabeza para el tirador de Dallas que, sin embargo, no tiene una fecha de regreso establecida. Tiene dos años más de contrato y, junto a la temporada que acaba de finalizar, cobrará 46 millones de los Mavericks que lo ficharon de su verdugo en los playoffs el verano pasado.