Carta de Steve Nash a los aficionados de los Lakers

Foto Dallas News | Lleva tiempo siendo noticia más por sus lesiones que por su infinito talento pero el dos veces MVP de la NBA lo es hoy por otra cosa bien diferente.

Steve Nash ha sido criticado por ser visto jugando a golf mientras está de baja. Por todos es sabido que el base de la Universidad de Santa Clara no regresará a las pistas durante esta temporada salvo sorpresa mayúscula  y de ahí viene el enfado de sus aficionados por verle jugando al golf lo que el canadiense ha querido explicar en una carta emocionante.

Para todos aquellos que quieran leer la carta de Steve Nash a los aficionados de los Lakers en inglés pinchen aquí. A los demás, se la traducimos debajo. 

“Definitivamente no quiero ser una distracción pero siento que lo mejor para todos es saber esto de mis propias palabras.

Tengo muchas millas acumuladas en mi espalda. Tengo tres discos dañados, uno especialmente, estenosis en la vía nerviosa y espondilolistesis. Sufro de ciática y después de los partidos a menudo ni siquiera puedo sentarme en mi coche para volver a casa, lo que ha dado para algunos paseos interesantes. La mayoría de las noches sufro calambres mientras duermo, como resultado de las jodidas rutas nerviosas y la lista continúa hasta convertirse en algo así como cómico. Esto es lo que tú mereces por jugar más de 1,300 partidos de NBA. No lo digo para ganarme simpatía – especialmente cuando considero todo esto como marcas de honor- pero quizás pueda ofrecer algo de claridad.

Siempre he sido uno de los tipos que más han trabajado en el juego y lo digo sabiendo lo que supone. Los últimos dos años he trabajado como un perro no sólo para superar todos los contratiempos sino para encontrar la forma de inspirar a los fans de Los Ángeles en mi última etapa. Obviamente esto ha sido un desastre en ambos frentes pero nunca he trabajado más duro, me he sacrificado más y me he enfrentado a mayores dificultades de asumir tanto mental como emocionalmente.

Entiendo las razones de que muchos aficionados estén decepcionados. No he sido capaz de jugar muchos partidos, ni siquiera al nivel que todos queríamos. Desafortunadamente esto es parte del deporte profesional, ocurre cada año en cada equipo. Me gustaría desesperadamente que fuese diferente. Quiero jugar más que nada en el mundo. Y he perdido una cantidad increíble de horas de sueño por todo esto.

La competividad, el profesionalismo, la ingenuidad y la esperanza de que en algún punto podía volver me han mantenido luchando. Como nuestro legendario entrenador, Gary Vitti , un gran amigo, me dijo: “Serás el último en saberlo”. Y mi espalda ha estado mostrándome el escenario durante los últimos 18-20 meses. Ignorar esto durante más tiempo es irresponsable. Pero no significa que la vida se detenga.

Quizás sea difícil para la gente entenderlo, pero hay una increíble diferencia entre jugar en la NBA y practicar golf en un club, incluso golpear una pelota de tenis o jugar al baloncesto en el parque. Afortunadamente estas otras actividades no debilitan, pero jugar un partido de la NBA en mi caso normalmente lo hace durante un par de semanas. Que se pida acelerar y aminorar con Steph Curry o Kyrie Irving es una exigencia completamente diferente.

Estoy haciendo lo que siempre he hecho, que es compartir algo de mi vida fuera de la cancha de la misma forma en la que todo el mundo lo hace. En el futuro espero que todos podamos centrar nuestras energías sobre estos Lakers. Este equipo estará de vuelta y el Staples rugiendo de nuevo”.