Boris Diaw tendrá premio si no engorda

Cualquier aficionado a la NBA puede consultar los salarios de las estrellas si sabe bien dónde buscarlas. Las webs de la ESPN en inglés o de Hispanos NBA en castellano son dos must para los curiosos de las cifras, por ejemplo.

Lo que no suele ser del todo habitual es la publicación de cláusulas contractuales y menos aún si esas cláusulas son tan peculiares como las de Boris Diaw. El francés, pieza clave del último anillo de los Spurs, no es de esos jugadores fibrosos de la NBA que revientan los aros o que ponen tapones espectaculares. Visto desde fuera parece incluso pasado de forma.

Y ahí está la cláusula de los Spurs. Los campeones de la NBA han establecido que Diaw podría embolsarse 500.000 dólares más a cambio de mantener su peso por debajo de los 115 kilos al principio de temporada, otro medio millón por no pasarse el martes después del All Star cuando la NBA retomará la actividad después de unas pequeñas vacaciones y por último, cobraría algo menos, 200.000 dólares, por pesar 115 kilos o menos en abril cuando los de Texas comiencen la carrera hacia su sexto título en los playoffs.

A pesar de la fama que lleva por su peso, nadie duda en la NBA de la calidad del jugador galo. Parece lento pero no lo es, parece pesado pero tampoco lo es y además aporta en todas las facetas, algo muy valorado por Popovych. Como hemos dicho, Diaw fue la clave de que los Spurs barrieran a los Heat en las pasadas finales ya que su titularidad fue un movimiento que Coach Spo no supo contrarrestar.