Así decidió Kyrie Irving la visita de Golden State a The Land

Con 94-80 a favor de los Golden State Warriors, el partido parecía acabado pero Cleveland resurgió. Al margen de la falta de Jefferson que pudo darle la victoria a los Warriors casi sobre la bocina, los Warriors se inmolaron y se fueron del partido tirando la última posesión completa -no tiraron en 24 segundos y Klay anotó el triple muy fuera de tiempo- y con una jugada de pizarra que no salió hubiera falta o no la hubiera.

Pero el hombre del partido fue Kyrie Irving que decidió erigirse de nuevo en el verdugo de los Warriors y como si no fuera suficiente con el Game 7, decidió también el Game 8 de las finales de 2016. Porque eso pareció, una continuación de lo visto en junio a pesar de los cambios (Durant), de las bajas (JR Smith) y de muchos factores más.

La NBA, por cierto, admitió que había contacto de Klay Thompson sobre Kyrie Irving pero dio como buena la defensa al analizar la situación defensiva.