Eric Bolte-USA TODAY Sports | Tiene uno de los contratos más prohibitivos de la NBA y fue la primera gran estrella del resurgir de los New York Knicks pero su rendimiento ha estado lejos de los números que promediaba en Phoenix y aún más lejos de los más de veinte millones que cobra por año.

Amar’e Stoudemire estudiará su futuro durante el All Star Game y decidirá entre seguir en los Knicks o pedir abiertamente el traspaso. En caso de ser cortado por lo Knicks, ‘Stat’ se convertiría en una de las joyas de la agencia libre y es que, según Yahoo! Clippers, Trail Blazers y Mavericks pensarían en él para apuntalar sus respectivos juegos interiores.

Cabe recordar que al ser cortado, Stoudemire cobraría íntegro su contrato de los Knicks –acaba este verano– por lo que podría firmar por muy poco dinero por cualquier franquicia.