2K19, un paso más hacia la perfección

2K19, un paso más hacia la perfección

Un año más, 2K lo ha vuelto a hacer y NBA2K19 mejora a su predecesor y nos acerca aún más la mejor liga de baloncesto del mundo al salón de nuestra casa. Con LeBron James como imagen global del juego, Giannis Antetokounmpo en Europa y Luka Doncic como embajador en España ante su año rookie, el nuevo 2K apuntaba alto y ha superado todas las expectativas.

Con una jugabilidad mejorada y unos gráficos evolucionado en el grado de lo posible, 2K19, asegura horas de diversión tratando de ganar el anillo con tu equipo favorito pero, un año más, también con un modo en el que podrás ser la estrella del equipo. Veinte años de NBA2K después, el nivel del juego no ha parado de crecer, como su portada, King James.

Del parquet, al barro

NBA2K19 mejora el nivel defensivo de cada partido con unas colisiones entre jugadores mejoradas respecto a la edición anterior por lo que, ahora sí, olvídate del pick&roll para meterte debajo del aro porque no va a funcionar tan fácil como en los últimos años. Si en 2K18 ya avisábamos de que las defensas del bloqueo directo habían mejorado, las de 2K19 han ido al siguiente nivel y no te valdrá cualquier pívot para intentar liberar a tu base.

Por si fuera poco, las bandejas ya no serán una canasta casi segura. Si hasta ahora te desesperabas cuando fallabas una porque el jugador intentaba anotar a aro pasado cuando tenía la posibilidad de sumar fácil, ahora tendrás que medir el tiro igual que cuando se realizan los lanzamientos en suspensión.

Así notarás más la diferencia entre penetrar con Stephen Curry o Kyrie Irving y hacerlo con alguno de los guards de contratos duales: NBA 2K es cada vez más complicado, cada vez más reto.

Tu nueva carrera: de China a la NBA

También se ha cambiado el modo Mi Carrera que ahora te hará pasar un tiempo por la CBA China tras no ser drafteado para ganarte el pan. Pasarás por la G-League y finalmente llegarás a la NBA. El paso por China es efímero y tendrás que jugar solo un par de partidos para ganarte el regreso a los States y sustituye a la fase universitaria que se vivía en otras ediciones de 2K. El viaje a China sería el prólogo y una vez en la NBA empieza tu carrera de verdad con patrocinios, ganarte los minutos y una historia cada vez más completa fuera de las pistas en los prolegómenos de los partidos y también después de los mismos.

Seguirás necesitando VC para mejorar a tu jugador así que ahorra todas las monedas que puedas para ser el mejor jugador que puedas desde el principio ya que en los primeros partidos, cuando peor sea tu jugador, será cuando más notes la diferencia de nivel por la falta de velocidad.

Los micropagos, el talón de aquiles

Llevan años siendo un problema para el jugador medio que no quiera pasar por caja para mejorar a su jugador o cambiar todo tipo de atributos de tu propio player. Una edición más, 2K19 hace gala de un cuidado sistema que invita al micropago aunque siempre es mejor -o más económico- fundir el juego y ganar las VC por tus méritos en la pista.

El dominio: el do-mi-nio

Hasta NBA2K18, cualquier jugador podía estar on fire y meter una cantidad de tiros seguidos fuera cual fuera su nivel aunque ahora no será así. Como bien explica Meristation, 2K19 presenta el dominio lo que hace que un jugador al estar on fire no mejore en todo, simplemente sea mejor en lo suyo. Por poner un ejemplo práctico, en 2K18 hasta el peor tirador podía calentarse y anotar en racha pero ahora mismo, un defensor, al estar on fire, será mejor defensor pero no un gran tirador. André Roberson será prácticamente insuperable estando en estado de gracia pero no le pidas que meta 4-5 tiros seguidos porque, como en la realidad, no va a suceder.