2016-2017 Season Preview: Toronto Raptors

Llevaban años siendo una alternativa en el Este pero complicándose la vida en los playoffs hasta que por fin rompieron el maleficio ante los Pacers el año pasado. Quedaron segundos del Este en la Liga Regular a solo un partido de los Cleveland Cavaliers y se colaron en las finales del Este siendo una importante sorpresa. Incluso consiguieron robarles dos partidos a los campeones, los Cavaliers para dejar la serie empatada a dos tras cuatro partidos. Este año van a por más.

De la mano de Masai Ujiri, Toronto ha ido creciendo año tras año, traspaso tras traspaso y este verano no iba a ser menos. A pesar de la marcha de Biyombo que deja un hueco de difícil relleno en la pintura de los canadienses, los Raptors han reforzado el Norte para seguir siendo aspirantes a todo en su Conferencia. 

DeMar DeRozan ha renovado como Captain Canada absoluto y Kyle Lowry ha mostrado su disposición absoluta a seguir siendo el point guard de los Toronto Raptors antes de una temporada que se presenta apasionante.

Apasionante porque sus dos estrellas llegan tras la mejor temporada de su vida, apasionante porque se espera que DeMarre Carroll esté sano -algo que no sucedió el año pasado- y apasionante, entre otras muchas cosas, porque Powell, Ross y Sullinger van a tener un papel importante. Y hay ganas de ver al sophomore, sí.

Los Toronto Raptors de Dwane Casey saben a qué juegan, lo sabemos todos. Mover, mover, mover y mover hasta que el balón esté en manos de quien debe jugarse la posesión que suelen ser las estrellas.

Toronto ha añadido una importante baza a su juego de ataque con el tiro de tres de Jared Sullinger a una idea de juego que ya tenía. Los Raptors tienen identidad, una identidad adquirida desde que se traspasara a Rudy Gay y desde que cambiara el destino de la franquicia para siempre. 

Justo desde el momento en que Kyle Lowry y DeMar DeRozan asumieron el mando y pasaron de buenos a ser estrellas, los Raptors son alternativa en el Este y la División Atlántica lleva su nombre. Así llegaron hasta las 56 victorias del año pasado en Liga Regular, hasta la primera eliminatoria ganada desde 2001 en playoffs y hasta las finales del Este por primera vez en su historia.

UNA GRAN PÉRDIDA

Más allá del hueco que deja en los fans, la marcha de Bismack Biyombo es una pérdida importantísima en la pintura de Casey que no paliará la llegada de Sullinger ni tampoco las de los rookies Poeltl -center- o Siakam -power forward- ni Nogueira. El pívot brasileño ganará minutos según vaya ganando músculo pues Toronto necesita sus centímetros como el comer. Biyombo fue importante en la Regular Season y más aún en la postemporada donde se ganó aún más el corazón del Air Canada Centre. 

Sullinger tendrá muchos minutos de center y tendrá que jugar en ambas partes de la pista, es decir, su baloncesto no podrá limitarse a meter triples, tendrá que proteger el aro en la medida de lo posible y cerrar el rebote defensivo. 

Su versatilidad le da a Casey la opción de jugar con él y Valanciunas y es lógico suponer que acabarás teniendo minutos juntos por la tendencia de Sullinger de abrir la pista. Con Lowry, DeRozan, Carroll y Sullinger en pista, la opción de abrir al ala pívot hasta el triple proporcionará espacio en la zona para las penetraciones de Kyle Lowry y DeMar DeRozan donde son de los mejores en sus posiciones. 

Jonas Valanciunas ha demostrado valerse por sí mismo en la pintura con Patterson así que Sullinger, una versión aún más tiradora del 54, le dejará como un islote en la pintura. 

Será Sullinger quien deberá adaptarse al juego de los Raptors y hacer de sí mismo una versión más defensiva, del tipo de jugador que Casey quiere en su equipo. 

DeMARRE

Llegado el año pasado, DeMarre Carroll se perdió gran parte de la temporada por una lesión de rodilla y su versión en las eliminatorias dejó mucho margen de mejora. 

Casey optó por Powell o Ross en el puesto de alero en los playoffs debido a los porcentajes de Carroll que ni atacaba ni defendía y acabó los veinte partidos entre abril y mayo con menos de un 40% en tiros de campo y en triples. Defensor consumado, Carroll tiene que demostrar su valía en ataque más allá de las transiciones donde siempre ha demostrado ser un buen finalizador a campo abierto.

Tras demostrar que pueden competir en playoffs, no sería extraño ver que se baja un poco el pistón hasta abril -asegurándose siempre un puesto entre los cuatro mejores- para potenciar el rendimiento en postemporada. 

THE FINALS?

Los Raptors tienen como objetivo llegar más frescos a las eliminatorias y a partir de ahí, quién sabe. 

En una postemporada marcada por el bajo nivel de Kyle Lowry y DeMar DeRozan -más aún en el caso del base- los Raptors llegaron hasta las finales del Este y se quedaron a dos partidos de las de la NBA por lo que, con un roster diferente y más polivalente, deberían aspirar a dar el siguiente paso por muy complicado que sea. 

Si además de Sullinger y su tiro se añade un DeMarre Carroll sano y unos Corey Joseph, Terrence Ross y Norman Powell con más experiencia el combinado bajo la batuta de Dwane Casey es digno de ver. 

Toronto es un equipo sólido en defensa que carece de super estrellas pero que eleva al nivel de All Star a Lowry y DeRozan pero tendrá que lidiar con la baja de uno de los pilares defensivos de los últimos años. Casey necesita un Sullinger defensor y multiplicar a Valanciunas -y que tenga salud que ha venido siendo mucho pedir- para continuar escalando.

Tras la marcha de un Louis Williams al que Toronto le sentó de maravilla llegando a llevarse el Sixth Man of the Year, los Raptors perdieron anotación del banquillo pero Joseph, Ross y Powell aprovecharon la batuta de Casey para demostrar su capacidad de anotación y dirección.

La única duda es ¿pueden los Toronto Raptors dar el siguiente paso o habrán tocado techo llegando a las Finales del Este? 

DeMAR

Tras renovar por una millonada dijo que después de haber estado en los Raptors perdedores cómo se iba a ir y se ha quedado en Canadá como capitán general. Con 27 años recién cumplidos en agosto, DeMar tiene que dar el paso al estrellato de la NBA tras completar una temporada sobresaliente. Lideró la NBA en tiros de dos intentados y mejoró su ratio de tiros libres además de presentar los mejores porcentajes de su carrera. ¿El pero? Su temporada va a menos cuando se empiezan a jugar las cosas serias en abril. 

Su química con Lowry es envidiable y es el 1-0 de Toronto en muchos partidos.

FRANCHISE PLAYER: DeMAR DEROZAN

Tiene razón en que él es Toronto. Californiano de nacimiento aunque canadiense de adopción, el crecimiento de DeRozan ha sido el de la franquicia y viceversa hasta convertirse en un All Star y en el jugador franquicia de los primeros Raptors finalistas del Este de la historia. Ha aprovechado su momento y deberá seguir opositando a ser top 3 en el Este liderando desde la anotación compulsiva una franquicia con un sistema claro y ganador.