2016-2017 Season Preview: Orlando Magic

The Process is Over. Los Orlando Magic han completado por fin su proceso de reconstrucción y afrontan la temporada con posibilidades reales de colarse entre los ocho mejores de la cada vez más competitiva Conferencia Este. 

La marcha de Scott Skiles dejó fríos a los aficionados de los Orlando Magic que veían en su histórico base un hombre sobre el que afianzar un proyecto que tenía -y tiene- mucho futuro. Sorprende mucho que los de Florida tomaran la determinación de traspasar a Oladipo a cambio de Serge Ibaka cuando ya tienen a Nikola Vucevic e iban a apostar fuerte por Bismack Biyombo en la agencia libre pero lo cierto es que el verano ha sido muy positivo para una franquicia que fue 11ª el año pasado en el Este. 

Sin Skiles no han salido perdiendo. Aprovecharon el abrupto final de Frank Vogel en los Indiana Pacers para llevarse a un entrenador con seis playoffs en siete temporadas y con un talento natural para desarrollar talentos jóvenes como hizo con Lance Stephenson y, sobre todo, Paul George. 

Cogió unos Pacers que tenían una estrella - Danny Granger- y ante la lesión del tirador hizo fortaleza en su sucesor y cambió por completo la cara a una franquicia que se hizo fuerte y se plantó dos años seguidos en las Finales del Este forzando un séptimo ante los Miami Heat que ganarían el anillo semanas después en la temporada del triple de Ray Allen. 

Defensa y revalorización de jóvenes serían las señas de identidad del técnico. Y más defensa y más juventud se va a encontrar en Orlando donde cuenta con Vucevic, Ibaka y Bismack Biyombo para lo primero y a Elfrid Payton, Evan Fournier, Aaron Gordon, Mario Hezonja o el propio Vucevic, un veterano de 24 años que llegó a los Orlando Magic como una parte marginal del megatraspaso que acabó con Dwight Howard en los Lakers y se ha convertido en la estrella de los Magic por méritos propios. 

Precisamente Howard regresará a la División Sudeste de la NBA el año que por fin los Magic se han repuesto de su salida. Han hecho falta muchos años, muchos drafts y finalmente un mercado notabilísimo este verano para completar uno de los rosters más atractivos por talento y juventud del Este y de la NBA. 

DEFENSA 

La identidad defensiva no se negocia con Frank Vogel. No se discutía antes de los resultados y mucho menos cuando han mediado dos finales de la NBA y una temporada de 56 victorias en el último lustro. 

Orlando va a perder espectacularidad con la llegada de Vogel y, sobre todo, con la salida de Victor Oladipo pero va a ganar en competitividad y en posibilidades de competir. 

Los fichajes de Biyombo y Serge Ibaka no hacen más que reafirmar que los Magic van a crear desde abajo. 

Los dos africanos van a cerrar el aro a cal y canto y a partir de ahí los Magic andarán y no sería de extrañar que la franquicia del Amway se plantara en el top 8 defensivo tras ser 18ºen punto recibidos el año pasado con más de 103 por partido. 

Además del dúo interior -que no parece que vaya a compartir muchos minutos de inicio-, Vogel tiene un roster con jugadores polivalentes en el aspecto defensivo, jugadores que pueden cambiar el rol defensivo del año pasado y es que se han marchado Brandon Jennings o Victor Oladipo y han llegado los interiores, Jeff Green o DJ Augustin como veteranos. 

Y es que el verano ha ido más allá de Ibaka y Biyombo y a los Orlando Magic han llegado la versatilidad y polivalencia de Jeff Green, el tiro de Jodie Meeks o el anotador que toda segunda unidad necesita como es DJ Augustin, que ya coincidió con Vogel en los Pacers. 

LOS JÓVENES 

Las adquisiciones de Ibaka y Biyombo añaden competencia al titular - Vucevic-pero sobre todo a Aaron Gordon. 

El ala pívot de los Magic ya ha demostrado tener unos muelles impresionantes y ser con LaVine el mejor matador de la liga pero más allá de los mates -tanto en concurso como en partido- ha demostrado poco para ser un número cuatro del draft. 

Será uno de los hombres a seguir por todos y es que pocos entrenadores mejores para él tendrá Gordon con Vogel. Tras el All Star, el doble cero tuvo más minutos y aprovechó el tramo final para promediar 12 puntos, 7 rebotes y 2 asistencias, unos números para ilusionar a quienes ven en él un diamante por pulir. 

Lo dicho para él vale para Evan Fournier pero multiplicado por tres. El galo es un talento tremendo y un anotador compulsivo como ya ha demostrado pero con 24 años tendrá que asumir el peso de la apuesta que los Magic han hecho con él. 

Primero pagándole 85 millones de dólares por cinco temporadas y después porque ese movimiento se hizo pensando en abrirle la puerta a un jugador de la talla de Victor Oladipo. 

Promedió 15 puntos el año pasado y está destinado a rondar la veintena ya este año pero sus números en rebotes y, sobre todo, en asistencias, tienen que mejorar de los menos de tres que hizo el año pasado cada noche. 

Vogel tiene un tremendo talento en él pero debe hacerle ser más constante, más consistente. 

La tercera pata que se debe aprovechar del técnico que le ha llegado este verano es Mario Hezonja. 

Tremendísimo es su talento natural para el baloncesto pero tan bueno como inconsistente es el croata. Comenzó con buenas actuaciones en la NBA el año pasado pero fue más espectacular que efectivo para acabar por debajo de los diez puntos por partido. No le gustará el aspecto defensivo de Vogel que puede recordarle a su ingrata última campaña en el Barça aunque a diferencia de Pascual, Vogel ha demostrado ser muy bueno sacando brillo a diferentes diamantes. 

Y falta Elfriid Payton, claro. 10 puntos, 3 rebotes y 6 asistencias fueron los números de un play maker que firmó un triple-doble en marzo y que se quedó cerda de la misma cifra en dos ocasiones más. Número 10 del draft de hace dos años, Payton fue quemando etapas poco a poco en unos Magic que dejaban mucho que desear pero ya es una realidad y llevará el peso del equipo ya sin Oladipo a su lado. 

OFFSEASON 

Los Magic estarán en la terna de equipos que pueden entrar en la postemporada y con los mimbres que tiene sería raro que no fue al menos séptimo u octavo. 

El proceso de reconstrucción está finalizado y tiene un quinteto que suena muye bien con varios elementos que saldrán desde el banquillo y que aportarán dirección - CJ Watson-, anotación - Hezonja- o defensa -Biyombo- además del físico espectacular de Aaron Gordon y todo lo que pueda aportar el ala pívot en su progesión. 

Y tienen a Vogel, claro. Un técnico que no da puntada sin hilo y solo se ha perdido una postemporada. 

FRANCHISE PLAYER: NIKOLA VUCEVIC

A pesar de las llegadas de este verano -especialmente en una pintura que llevaba su nombre- se ha ganado el derecho a ser el Franchise Player de los Magic desde hace tiempo. Especialista en dobles-dobles y anotador desde el poste, Vucevic era además un buen defensa. Y digo era porque con Vogel esa faceta va a ir, como no podía ser de otra manera, a más. Formará una pareja interior de dar miedo ya sea con Ibaka o con Biombo.