2016-2017 Season Preview: Denver Nuggets

No es fácil pasar página cuando haces una temporada de 38 victorias y tres derrotas en tu casa pero llegan los jóvenes Golden State Warriors y hacen saltar por los aires toda tu temporada y tu franquicia. 

Los de la Bahía no solo les eliminaron en 2013, se llevaron a Iguodala y prendieron la mecha de muchas cosas que han pasado en Denver y que han desembocado en una franquicia sin opciones reales de colarse entre los ocho mejores del duro Oeste en los próximos años. Tienen talento a raudales en Danilo Gallinari y Wilson Chandler pero nadie pondría la mano en el fuego porque ambos tienen su talón de aquiles en las lesiones. 

El italiano llega de firmar su mejor temporada en anotación con 19 puntos de media por noche en solo 53 choques -perdiéndose 29- y el 21 va más allá y no jugó ningún partido en la temporada 2015-2016 debido a una operación de cadera. 

Han pasado solo tres años de aquellos maravillosos Nuggets por los que nadie daba un duro pero que se colaron por méritos propios en la terna de favoritos. Quedan mimbres de aquel equipo que brillantemente entrenó George Karl y eligió un genio de los despachos como Masai Ujiri pero los Denver Nuggets deberán tomar decisiones importantes sobre los objetivos que se quieren plantear este año. 

Mike Malone ha demostrado que su elección fue acertada y deberá trazar las líneas maestras del proyecto futuro de los Nuggets afianzando el Pepsi Center como uno de los fortines de la NBA en el último lustro. 

El que fuera head coach de los Sacramento Kings tiene un proyecto joven y su primera temporada fue lo que necesitaban: un año para aprender. 

Para que Mudiay aprendiera cómo es la NBA después de llegar de China donde vio cómo Karl Anthony Towns, Jahlil Okafor, D’Angelo Russell y Kristaps Porzingis le adelantaban por la derecha en la carrera por los primeros puestos del draft de 2015. 

Optó por la vía Ricky Rubio de ganar dinero antes de presentarse al draft y no pareció la mejor. Ganaría dinero en China pero una liga como la CBA donde cualquier NBA promedia 30 puntos o 20 rebotes no es una buena preparación para un joven. Y Mudiay tiene mucho camino por delante. 

Tendrá que mejorar las pérdidas ya que promedió tres por noche con solo cinco asistencias de media pero su segunda mitad de temporada mostró detalles para la ilusión en Colorado. 

NO, NO, NO 

Los Denver Nuggets necesitan un líder -sano- y lo buscaron desesperadamente este verano ofreciéndole 52 millones por dos temporadas a Dwyane Wade que finalmente se decantó por su Chicago natal para continuar su carrera. 

Ya en febrero preguntaron a Los Angeles Clippers por la situación de un Blake Griffin que tenía pinta de poder terminar de forma abrupta su época en los Clippers. 

Se llevaron una negativa y a pesar de que los rumores siguieron hasta el mismo verano, Griffin dijo estar feliz en los Clippers y muy mentalizado para seguir junto a Paul y Jordan durante los próximos años. 

Y cuando no hay agentes libres, ¿qué? El draft. Denver tenía claro que el draft de 2016 sería importante para la franquicia y es que tenía tres picks entre los 19 primeros gracias al trade de Carmelo Anthony a New York que todavía sigue dejando cositas en el 

Pepsi Center. 

En este caso se trata del pick número siete que los Nuggets emplearon para draftear al canadiense de la siempre prolífica Universidad de Kentucky Jamal Murray. 

El otro universitario que acabó en Colorado tras aquella noche de junio es Malik Beasley, otro jugador avalado por una notable última campaña en la Universidad de Florida State. 

Murray se presenta en la NBA con 20 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias con un 45,5 en tiros de campo y un sobresalietnte 40,8 en triples mientras Beasley anotó 15,6 puntos con 5,3 rebotes y 1,5 asistencias por partido también con buenos promedios. En la Southbeach, Beasley anotó un 47,1 en tiros de campo y un 38,7 en triples. 

Por si fuera poco, los Nuggets tenían otro pick entre ambos, el decimoquinto. Con esa tarjeta, la franquicia de Colorado eligió a Juancho Hernangómez, un hombre que dejó con la boca abierta a varias franquicias y avanzó desde los últimos puestos de la primera ronda del draft hasta el puesto número 15 cuando Adam Silver le anunció que sería el segundo español en Denver tras el breve paso de Rudy Fernández. 

Jamaal Murray es de los nuevos el que más impacto se espera que tenga. Beasley y Juancho tendrán mucha más competencia mientras que Murray será un hombre importante en la segunda unidad como suplente de Emmanuel Mudiay. 

Con casi 20 puntos de media en la NBA Summer League, el rookie compartirá segunda unidad con una de las grandes revelaciones del año pasado como es Will Barton, un gran anotador que aportó 14 puntos por noche saliendo de banquillo en los Nuggets de las 33 victorias del año pasado. Los mismos Nuggets que tuvieron nada más y nada menos que 19 quintetos diferentes de inicio debido a las lesiones de unos y otros. 

BIG MEN 

Denver no tiene una estrella pero tiene jugadores que aspiran a poder liderar el proyecto. 

Uno de ellos es el center Nikola Jokic que más allá de los 10 puntos y 7 rebotes que promedió el añ opasado llega tras unos sensacionales Juegos Olímpicos de Río y que fue uno de los titulares del mejor equipo de rookies de la pasada temporada. 

Se espera una notable mejora por su parte pero los Nuggets tienen mucho más entre los altos del equipo. Además de Jokic está Nurkic con solo 22 años y Manimal, Kenneth Faried que hace más de un año que dejó de se r solo un matador para ser más polivalente. 

Se perdió quince partidos por lesión y promedió 12 puntos y 8 rebotes y sigue dando la sensación de tener mucho más que ofrecer para Mike Malone. 

Y es que además de los interiores puros, Malone tiene a Danilo Gallinari, un 2,08 tirador que será un pilar básico siempre que sus maltrechas rodillas se lo permitan. El italiano, que promedió 19 puntos el año pasado sería el jugador perfecto para la posición de ala pívot de un hipotético small-ball para los Nuggets. 

Es difícil que los playoffs vuelvan a Colorado este año pero los Nuggets tienen una columba vertebral sólida con Mudiay, Wilson Chandler, Danilo Gallinari, Kenneth Faried, Will Bartono los interiores Jusuf Nurkic y Nikola Jokic. 

Con un roster muy joven, una elección alta en el draft de 2017 les serviría para ponerse en el escaparate de todas todas. El Pepsi Center tiene que ser ya un fortín. 

FRANCHISE PLAYER: DANILO GALLINARI 

Comenzará la temporada 2016-2017 tras haber cerrado la mejor temporada anotadora de su carrera en la NBA el curso pasado con 19 puntos de media por partido. Si las lesiones le permiten tener continuidad estaremos hablando de un jugador al que se le caen los puntos como se dice coloquialmente. Anotador compulsivo, su frialdad hace que no termine de enamorar a muchos pero su clase es innegociable e indudable.